replicas de relojes
replicas de relojes splash
Publicado por admin o 7 Xuño 2011

Presidente: D. Manuel Abelleira Argibay  presidente.pontevedra@coag.es
Tesoreira: Dña. María Pierres López tesorera.pontevedra@coag.es
Secretario: D. Anselmo Villanueva Peón secretario.pontevedra@coag.es
Podedes contactar directamente coa Xunta Directiva a través da seguinte dirección de correo:
xd.pontevedra@coag.es

 

Artigos etiquetados ‘Arquitectura’

Oscar Niemeyer, mi querido gran amigo

Escrito por mpierres o 6 Decembro 2012

Fonte: http://www.plataformaarquitectura.cl

Por Giuliano Pastorelli

Seguimos volviendo atrás en el tiempo y buscando en el baúl de la arquitectura situaciones y recuerdos que nos despierten la imagen de Oscar Niemeyer, quien hoy tras 104 años de vida nos ha dejado.

Vinicius de Moraes, uno de los padres de la Bossa Nova fue un gran amigo de Oscar Niemeyer. Se conocieron en las ruedas  literarias del Café Vermelhinho, en Rio de Janeiro ‘en los años 40. Incluso trabajaron juntos para la obra de teatro “Orfeu da Conceição” en 1956, para lo cual Niemeyer diseñó los escenarios. Su adaptación al cine en 1959, se llamo “Orfeo Negro” de Marcel Camus, recibió  el Oscar a la mejor película extranjera, además de la Palma de Oro y el Golden Globe. Por los años 60 probablemente Vinicius escribió un breve texto sobre y para  su amigo Oscar.

“Pocas declaraciones he leído más emocionantes que el articulo-reportaje de Oscar Niemeyer en Brasilia en su experiencia. Para aquellos que sólo conocen el arquitecto, el artículo puede pasar una defensa por sí mismo -. La reacción de un padre normal que deja su dulzura habitual para defender a un niño que quieren molestar. Pero para aquellos que conocen el hombre, el artículo asume proporciones dramáticas. Para Oscar no es sólo el opuesto del defensor de causas, como uno de los seres menos se auto promociono que he conocido en mi vida.

Su modestia no es, como de común, una forma de vanidad infame. No tiene nada que ver con el conocimiento realista – que Oscar tiene su valor profesional y sus posibilidades. Es la modestia de los creadores verdaderamente integrados con la vida, de los que saben que no hay tiempo que perder, es necesario construir la belleza y la felicidad en el mundo, por esta razón que en el individuo es todo tan frágil y precario. Este sentimiento de lo frágil y precario de las cosas, que tocan en Oscar en las notas más altas de la partitura, como que sirve para resaltar aún más la dignidad de hombre  y  de artista, porque nunca hay en él la sensación de estar sirviendo uno mismo, o incluso a los suyos, sino a los hombres en general, en un futuro que él espera sea mejor.

Oscar no cree en el Padre del Cielo, ni que va a construir algún día basílicas angelicales en los verdes pastos del Paraíso. El prefiere como un hombre de verdad, la felicidad de sus semejantes en el uso de los pastos verdes de la Tierra, en el ejemplo de trabajo por el bien común y la creación de condiciones urbanas y rurales, con el fin de  estimular y desarrollar este noble fin: hacer al hombre feliz en el corto plazo que se le dio para vivir.

o también creo en eso, y cuando veo lo que creo reflejado en un testimonio como el de Oscar Niemeyer, querido viejo amigo, como no  emocionarse? Es bueno verse entre amigos, uno cuyos puntos de vista coinciden con los nuestros; uno a quien los años, en lugar de esclerosar o encerrarse políticamente, al revés, rejuvenecen, renuevan, revitalizan; un cuya visión práctica del mundo y de los hombres no se desprecia nunca la dimensión de la poesía. Porque la verdad es que la mayoría, cuando habla de política, casi sólo abre la boca para decir tonterías, y se defiende cada vez más de los arduos problemas de la responsabilidad humana con la armadura del reaccionarismo más egoísta. Y lo peor es que ni por eso podemos dejar de gustarle de ellos …

Dijo el gran Ésquilo que “todo lo que existe es justo e injusto, y en ambos casos justificables por igual”. Dialécticamente, perfecto, si se analiza la frase desde la perspectiva de la historia, la lucha extraordinaria del hombre para llegar a donde ha llegado. Pero, humanamente, vamos más despacio… Hitler, que es históricamente justificable, no obstante, no deja de ser un monstruo horrible. Fulgencio Batista, que es históricamente un Judas en las manos de los sacerdotes supremos de los filisteos del azúcar, tampoco por eso deja de ser un traidor infame a su país y uno de los réprobos más asquerosos dentro de la comunidad latinoamericana.

Así que, mi querido Oscar, no des importancia a tus detractores. La mayoría de ellos son “los mismos de siempre”. Hay, como usted bien dijo, “los que no tienen una visión más realista de la vida, que los ubique dentro de la fragilidad de las cosas, haciéndolas más sencillas, humana y distante.” Y éstos, como usted muy bien hace, hay que “entender sin resentimiento”. Pero también hay, por desgracia, los viejos, los tramposos, los matones y los policías. Con estos, usted necesita tener más cuidado. Porque ellos están ahí, y los partidos de la ignorancia.”

Yoshichika Takagi: casa de madeira en Sapporo

Escrito por mpierres o 11 Outubro 2011

01_takagi_housek_popupHouse k es un experimento residencial llevado a cabo por el arquitecto Yoshichika Takagi en la ciudad de Sapporo. Al arquetipo de la casa con cubierta a dos aguas, el proyectista añade el de la aldea como conjunto de viviendas con caracteres comunes y trata de recrear la atmósfera de proporciones armónicas que caracteriza a las pequeñas aldeas y a los pueblos en el interior de una sola casa.

Reflexionando sobre los lenguajes habitativos que definen los interiores y los exteriores, Yoshichika Takagi ha utilizado la casa de Sapporo como metáfora de la ciudad. Asimilando la vivencia de una urbe con la de una vivienda privada, Takagi atribuye a la cocina-cuarto de estar el valor de la plaza, a la que se accede por un atrio cerrado y estrecho, como en un tejido medieval, y por tanto, a cada uno de las demás funciones una “casa” diferente, declarando la importancia de su distinción en las costumbres cotidianas. Su objetivo es recrear en el interior un paisaje externo.
La madera es el material, estructural y decorativo, elegido para construir este experimento residencial. Muy usado en la construcción japonesa del pasado, y en algunos casos elegido todavía por los arquitectos contemporáneos, la madera refuerza la idea de la casa arquetípica, casa de los orígenes, y aún más de la cabaña de las herramientas, si es usada con los listones en sentido vertical, que remiten al tiempo de la pobreza: una humildad aparente y completamente construida, visto que los listones toscos, con sus colores naturales crean un arco iris de matices refinado y precioso. En la fachada con cubierta a dos aguas y con un solo nivel más desván, Takagi diseña otra casa, a imitación de la primera, de cuyo perfil saca la entrada en un juego de off-set de líneas que enciende la curiosidad de mirar al interior. Al entrar uno se encuentra frente a la paradoja, finamente diseñada. Dos pequeñas habitaciones que hacen las veces de atrio conducen a un espacio de día a toda altura, el cuarto de estar cocina corazón de la casa, al que se asoman los perfiles de tantas otras casas como aquella en las que nos encontramos: una casa es el muro en voladizo hasta el techo detrás del cual se encuentran los dormitorios, otra es la habitación de las librerías, otra más, detrás de ésta y más pequeña, como en una composición de perspectiva es el baño (que, como es costumbre en Japón, está compuesto por tres habitaciones, la del inodoro, el ante baño para vestirse-desvestirse y por último la habitación de la bañera). Sube en el centro del cuarto de estar una escalera que da acceso al desván, un bonito homenaje a las escaleras de madera de los gallineros que llevaban para arriba a las pocilgas escondidas de los animales del corral. En la casa moderna la escalera conduce a la habitación de los huéspedes que, coherentemente con la metáfora, es una habitación que no forma parte del núcleo principal de la vivienda. Ésta presenta también una amplia ventana hacia el centro de la casa que permite llegar a otro nivel de exploración, el del techo de la “casita” contigua, un punto panorámico bañado por la luz de una ventana sobre el techo. Todo ello se concluye con la puerta ventana, naturalmente de perfil en casita, que da acceso al jardín en la parte trasera. Pero donde esté realmente el límite entre el exterior y el interior, si el interior aparenta a su vez ser una plaza y su mirador de viviendas, es el juego exploratorio de este proyecto, tan comprensible y reconocible fuera, cuanto ambiguo y múltiple dentro.
Con el objetivo del estudio, subvertir las reglas tradicionales del contexto paisajístico y la vivencia de un interior, Yoshichika Takagi ha utilizado la madera, en el exterior y en el interior, como si estuviese construyendo un modelo a escala, limpiándolo de cualquier decoración y dejando que el material desnudo diseñara con claridad las partes.

de Mara Corradi

Proyecto: Yoshichika Takagi
Cliente: Midori & Akifumi Kumagai
Lugar: Sapporo, Prefectura de Hokkaido (Japón)
Proyecto de las estructuras: Daisuke Hasegawa (Daisuke Hasegawa & Partners)
Superficie útil bruta: 226 m2
Área del solar: 380 m2
Inicio del Proyecto: 2009
Final de las obras: 2009
Estructura de madera
Revestimiento exterior de caoba
Revestimientos interiores de pino
Suelos de abedul blanco
Cocina a medida de Yoshichika Takagi
Mobiliario de baño Inax
Fotografías: Seiya Miyamoto, Toshiyuki Yano

Concurso ar+d Emerging Architecture Awards

Escrito por mpierres o 11 Agosto 2011

imagen_logo1 Un año más ARCON es co-patrocinador de ar+d Emerging Architecture Awards, los premios más populares y prestigiosos para jóvenes arquitectos, creados por la revista The Architectural Review y la firma de herrajes danesa d line.

ARCON es el representante del concurso en España.
Los premios ar+d Awards, fundados en 1999, celebran este año su 13ª edición. El concurso ar+d ofrece a los jóvenes arquitectos una oportunidad única de darse a conocer y de situar su obra en un escenario internacional.
Los premios se otorgan a la excelencia en diferentes campos del diseño: Edificios, paisajismo, urbanismo, diseño de producto y mobiliario.
Los proyectos deben estar construidos y la edad límite para participar es de 45 años.
Los ganadores serán invitados a la ceremonia de entrega de premios en Londres y sus proyectos se publicarán en la revista AR (The Architectural Review).
Fecha límite para la entrega de proyectos: 2 de septiembre 2011 ·

Patrimonio Unesco: La obra de Le Corbusier, candidata; el Machu Picchu, bajo sospecha

Escrito por mpierres o 19 Xullo 2011

villa-saboyaEL MUNDO.es | 17.06.2011 /Madrid

 

El conjunto de la obra del arquitecto suizo Le Corbusier es uno de los candidatos más destacados a entrar en la lista de Bienes Culturales y Naturales Excepcionales de la Unesco, cuyos responsables se reunirán la semana que viene.

Junto a la obra de Le Corbusier, 704 bienes culturales y 180 bienes naturales presentarán sus candidaturas. 151 países están representados en esta ‘oposición’, incluida España, que presentará el Paisaje cultural de la Sierra de Tramuntana, en Mallorca.

En la agenda de la próxima reunión de la Unesco aparece también un asunto problemático: el deterioro en la conservación del conjunto del Machu Pichu, en Perú, que podría entrar en la categoría de ‘patrimonio en peligro’ de la Unesco. En esa lista negra aparecen 34 lugares, incluidas las Islas Galápagos, el primer bien reconocido por la Unesco como patrimonio mundial.

En caso de que el Machu Picchu entrara en la lista de patrimonio en peligro, la Unesco condicionaría sus ayudas a la conservación del conjunto al hecho de que Perú limitara el número de visitantes que acceden a él. El Gobierno peruano, que este año ha celebrado el centenario del descubrimiento de los yacimientos del Machu Picchu, intenta evitar esa limitación.

(15n) Quincena Arquitectura Contemporánea en Suiza: (15n-1) vivenda en Niederweningen

Escrito por mpierres o 11 Xullo 2011

15n-1Con motivo da celebración da Quincena da Arquitectura Contemporánea en Suiza iremos amosando durante varias semanas parte das obras presentadas.

A Quincena da Arquitectura celébrase todos os anos no pais Suizo durante unha semana e media, co fin de achegar a arquitectura , civil e doméstica, a todos os cidadáns. Durante eses días todo o que queira pode visitar as obras presentadas, incluido vivendas particulares, que son expostas e explicadas de primeira man por parte dos arquitectos, acompañados dos promotores.

Achegamos como primeira obra unha vivenda en Niederweningen do estudo Hunkeler Hürzeler Architekten AG.




Peter Zumthor, ante o reto da Sepertine

Escrito por mpierres o 1 Xullo 2011

Peter Zumthor junto a la reina de Noruega presentando su último proyecto. | Reuteurs

Peter Zumthor junto a la reina de Noruega presentando su último proyecto. | Reuteurs

Fuente: El Mundo, 30.06.2011 e www.noticiasarquitectura.info

En medio del Kensington Garden londinense, el arquitecto suizo Peter Zumthor ha diseñado para la Serpentine Gallery un pabellón minimalista de planta rectangular que encierra un jardín destinado a cultivar los sentidos y a la meditación.

Es una especie de gran contenedor de paredes negras y mates de madera en cada uno de cuyos lados hay tres entradas por las que se accede a un pasillo oscuro que rodea toda su estructura.

Desde ese pasillo se llega a través de cuatro aberturas al espacio central, un rectángulo a cielo abierto protegido parcialmente por aleros, que evoca el “hortus conclusus” (huerto cerrado) de los antiguos monasterios, un islote de tranquilidad, abstraído de los ruidos de la gran ciudad.

Los “horti conclusi” eran lugares en los que durante la Edad Media los monjes cultivaban sus plantas más bellas y las hierbas medicinas para curar todo tipo de males y que aparecen representados en pinturas y manuscritos de la época.

Se trata de una frase procedente del Cantar de los Cantares, de Salomón: “Un jardín encerrado es mi hermana, un jardín encerrado, una fuente sellada”, frase que, en la tradición cristiana, se ha dedicado a la Virgen María.

Zumthor ha trabajado en el pabellón en estrecha colaboración con el holandés Piet Oudolf, conocido por los jardines que aprovechan la arquitectura natural de las plantas, escogidas siempre según su estructura, su forma, sus colores y otras características.

En un texto publicado con motivo de la inauguración del pabellón londinense, que estará abierto al público hasta el próximo 16 de octubre, Zumthor destaca su amor por la naturaleza y las plantas.

“Cuando miro hacia atrás, me doy cuenta de que siempre di a las plantas como algo por supuesto (…) Pero eso ha cambiado, me he vuelto más atento a ese mundo aunque no lo he estudiado y sólo conozco muy pocas plantas por su nombre. Pero me gusta estar entre ellas. Su presencia me resulta tranquilizadora”, escribe el arquitecto.

Y en relación con los huertos cerrados como el que incluye su pabellón, Zumthor explica que desde su niñez le han fascinado los huertos de los Alpes, donde las mujeres de los agricultores plantaban a veces flores entre las hortalizas.

Las plantas elegidas por el jardinero para el pabellón llevan nombres casi mágicos: Angelica archangelica, Cimcifuga ramosa, Liriope Muscari, Molinia Litoralis, Persicaria amplexicaulis, Molinia litoralis, Scutellaria incana, Tricyrtis formosana, entre otros muchos.

El arquitecto ha diseñado un espacio realmente monástico, con un sencillo banco de color azul pegado a las paredes en las que el visitante puede sentarse para admirar la belleza, respirar la fragancia de todas esas flores que tiene delante, meditar o simplemente reponerse del estrés de una ciudad como Londres.

Alejado del brillo mediático de otros profesionales como Norman Foster o Frank Gehry, Zumthor es un arquitecto con una obra muy sólida, en la que destacan construcciones como los Baños Termales de Vals (Suiza) o la Capilla del Hermano Klaus, de Metternich (Alemania) o el museo de arte Kunsthaus, de Bregenz (Austria).

Son todas ellas construcciones que, al igual que este pabellón provisional para la galería Serpentine, combinan una composición simple y precisa con la importancia que da siempre a los materiales empleados y los aspectos sensoriales y espirituales de la experiencia arquitectónica.

Video colgado na web do The Guardian 

Arquitectos de familia

Escrito por mpierres o 15 Marzo 2011

arquitecto-de-familia

El desalentador momento profesional al que se enfrentan los arquitectos locales (España) y las nuevas generaciones ha puesto de manifiesto la necesidad de reflexiones de cambio y la articulación de nuevas estructuras para el actual escenario de acción y para que el que vendrá, post-crisis. Una necesidad que no debe entenderse como una forzosa consecuencia de la explosión de la burbuja inmobiliaria y la actual crisis económica, sino también como la búsqueda de una posición distinta –más cercana y sostenible- de la arquitectura y del significado de ser arquitecto.

Ejemplo de esta posibilidad es el trabajo que la organización ‘Arquitectos de la Comunidad’ viene desarrollando en Uruguay desde hace ya diez años, basándose en el planteamiento que apelaba a un reconocimiento realista del estado de la profesión de arquitecto y de las demandas de la sociedad en relación a la vivienda para diseñar un modelo de acción consecuente, propuesto por el arquitecto argentino Rodolfo Livingston.

Sostiene este arquitecto: “La gente responde a sus necesidades cambiantes por su cuenta porque los arquitectos están para hacer torres de vidrio. Y en las facultades también se preparan arquitectos para hacer obras grandes, pero el grueso de la energía constructiva y económica no está en la construcción de viviendas nuevas, sino en la infinidad de pequeñas reformas que hace la gente por su cuenta”. Así, convencido de la necesidad de despojar al arquitecto de su aura de inaccesibilidad y elitismo Livingston ha reivindicado la reformulación del arquitecto, creando la figura del ‘arquitecto de familia’ como un especialista al alcance de la población - de la misma manera que un médico o un abogado- valorizando esas acciones de lo que él define como ‘microarquitectura’ (Cirugía de Casas, Kliczkowski, 1990), relacionadas con intervenciones arquitectónicas supuestamente menores pero cuya finalidad es contribuir a hacer del hogar un espacio de bienestar, adaptado a las necesidades de sus usuarios.

Para subsanar esa brecha entre usuario y profesional y capacitar al arquitecto para saber decodificar la demanda del cliente y responder a sus necesidades reales, Livingston desarrolló en Cuba durante los años 60 un protocolo que ayudase a establecer los canales adecuados de comunicación entre ambos. Éste se concretaría posteriormente en lo que Livingston denominaría el ‘Método’ (Arquitectos de Familia. El Método, Kliczkowski, 2002) y que, además de en Cuba (donde cuenta con 140 consultorios actualmente), definió diferentes formas de aplicación y arraigo en otros puntos de Latinoamérica. Aún en los puntos fuertes y puntos débiles que puede poseer, el ‘método’ –que posiblemente conviene entender fruto de una época tendiente a la creencia en la estructuración ideológica-, mantiene intacto su potencial como estructura capaz de ramificarse en diversidad de variables capaces de adaptarse a condiciones específicas.

‘Arquitectos de la Comunidad’ en Uruguay , que cuenta hoy con más de un centenar de profesionales asociados en activo, es uno de ellos y evidencia de la factibilidad de aplicación y flexibilidad de este modelo a las situaciones concretas de cada lugar. Su actividad tiene como objetivo constituir un marco protector que resulte beneficioso ecuánimemente tanto para el arquitecto como para el cliente: asegurando para el primero las condiciones para un desarrollo profesional digno y de plenas garantías para el segundo. La organización permite al ciudadano ponerse en contacto con un través de atención telefónica y de establecimientos barriales distribuidos por la periferia de Montevideo y el interior del país, que actúan como consultorios-centros de asistencia y que se encuentran ubicados a pie de calle. Son locales de pequeña superficie, austeros, que tratan de comunicar la sensación de proximidad y disponibilidad, adonde cualquier persona puede acceder a solicitar asesoramiento en relación a cualquier necesidad de servicios de arquitectura que requiera.

Los arquitectos trabajan en pareja, también con el objetivo de generar una red de experiencias que permitan definir un panorama de discusión y crítica acerca de condiciones reales y plantear cómo aproximar la profesión a ámbitos y situaciones de los que –por un concepto posiblemente equivocado del sentido de su profesión y servicio- ha tendido a mantenerse al margen, y contribuyendo también a difundir un mejor conocimiento del patrimonio arquitectónico local a través de actividades culturales.

Estas experiencias demuestran que no hacen falta grandes gestos ni discursos pomposos (tramposos) para abordar la dimensión social de la arquitectura. Surge totalmente desligada de nociones de lo social relacionados con la pauperización o la limosna, sino que define la implicación y responsabilidad del arquitecto dentro de la realidad social.

La razón esencial que subyace en el compromiso de Arquitectos de la Comunidad es la de democratizar y humanizar la arquitectura , enfatizando la valiosa importancia de esa dimensión del conocimiento y el servicio del arquitecto que se ha considerado vulgar, acatada meramente por necesidades pecuniarias y considerada degradadora de aquella supuesta otra alta tarea para la que el arquitecto supuestamente se educa. No excluyente, sino asumible y compatible con la práctica de otras aproximaciones profesionales y conceptuales de la arquitectura, la reivindicación de la importancia del arquitecto de proximidad, cuya concepción de su labor no es exclusiva y necesariamente la de producir nueva construcción sino definir cómo recuperar y reciclar y actuar en servicio de las demandas específicas de la población, propone una idea de sostenibilidad, no meramente en términos de equilibrio ecológico, sino también de una economía sostenible y que conduce hacia un consistente cambio de paradigma.

Fredy Massad y Alicia Guerrero Yeste

Publicado en el suplemento cultural de ABC, Madrid - Número 987

As celosías de Foster

Escrito por mpierres o 4 Febreiro 2011

El Pais - Anatxu Zabalbeascoa - 4.01.2011

Foster abu dhabi 3

El primer edificio que Norman Foster inaugurará este año forma parte de un mundo que quiere ser nuevo y para hacerlo rebusca entre lo de siempre. Foster ha diseñado el escenario para que el mercado central de Abu Dabi cambie de mercancía sin cambiar de naturaleza. ¿Será posible? El arquitecto británico ideó en uno de los barrios más antiguos de la ciudad un mercado que explica así: “Hemos querido huir de la idea del centro comercial global para hacer de la tradición vernácula una propuesta para el mundo”. Su conjunto de edificios de mediana altura, con un parque público de jardines en la azotea, con claustros, tres torres arrinconadas, para no molestar, y mucho aparcamiento subterráneo cuenta con varios de los elementos característicos de la arquitectura islámica: celosías y pérgolas, arcilla y ventilaciones naturales. Así, el propio arquitecto ha descrito el proyecto como un “microcosmos que unirá lo ordinario y el lujo, la artesanía y la comida”. Y será cierto que los bolsos de Gucci se compren al lado de las frutas, pero también lo es que el conjunto permitirá otro tipo de convivencia, la que da la mano a las oficinas y los comercios, a las boutiques y a los hoteles. ¿Habrá espacio para un mercado tradicional?

La convivencia tipológica ordenada está más cerca de los proyectos llegados con paracaídas que de los mercados tradicionales, en los que lo que abunda es el caos y las formas, siempre cambiantes y en realidad “deformadas”, son todo menos contenidas y precisas. El nuevo y pulcro mercado de Abu Dabi ambiciona, además, convertirse en centro urbano. Parte con la ventaja de su emplazamiento, en uno de los barrios más antiguos, y deja claro la idea de convivencia sobre todo comercial que Foster lee en un centro urbano.

El ambicioso doble idioma de convivencias de Foster está también presente en la escala del proyecto, que, con las torres agrupadas contribuye a definir un nuevo skyline para la ciudad al tiempo que con los patios, las terrazas y las áreas porticadas quiere acercarse a la escala humana del usuario.

Como muchos de los trabajos del último Foster, este mercado alcanza una escala internacional con ideas tradicionales como la ventilación natural y los edificios consumidores de energía limpia. Que el futuro eche mano de la tradición para solucionar los problemas del pasado reciente da que pensar. Y exige que lo hagamos.

61

¿Cómo puidemos equivocarnos tanto?

Escrito por mpierres o 4 Xaneiro 2011

interior_sagrada_familia_barcelonaEl País - Oscar Tusquets Blanca-04.01.2011

El autor del artículo, arquitecto, pintor y diseñador, instigó un manifiesto en los sesenta contra la continuación de las obras de la Sagrada Familia. Pero tras una reciente visita al templo, revisa su oposición a los trabajos recién terminados.

A principio de los sesenta, aún en la universidad, fui uno de los instigadores de un manifiesto abiertamente contrario a la continuación del templo de la Sagrada Familia que contó con el apoyo incondicional de toda la intelligentsia de la época, de Bruno Zevi a Julio Carlo Argan, de Alvar Aalto a Le Corbusier. Aunque tras su publicación la reacción fue contundente y las obras en vez de detenerse cobraron nuevos bríos, continuamos convencidos de que constituían un error monumental.

Ahora, tras la consagración papal del templo, me he replanteado la cuestión. Mis dudas comenzaron cuando veía levantar la majestuosa nave central. Mi rechazo se tambaleó algo más cuando Alfons Soldevila -excelente arquitecto de avanzado leguaje tecnológico- me aseguró que si conociese profundamente la obra cambiaría de opinión, que era el edificio más importante del siglo XX y que estaba dispuesto a demostrármelo. Invitación que he aceptado para escribir estas líneas con conocimiento de causa. He visitado el templo de abajo a arriba (más de 60 metros de altura) con Alfons y Josep Gómez Serrano -uno de los arquitectos directores de su estructura- y he quedado anonadado.

Cierto es que en las partes que Gaudí dejó sin definir se presentan dos problemas graves: uno es que los continuadores -aunque con encomiable entusiasmo han llevado la obra adelante acertando en lo fundamental- no han tenido ni el talento de Jujol para interpretar a Gaudí en lenguaje gaudiniano ni el talento de Scarpa o de Albini para dialogar con él en un lenguaje personal, lo que provoca que casi todos los detalles no definidos por el Maestro choquen. Barandillas de inox y vidrio, spots luminosos, pavimentos, claves de bóveda, vidrieras y, en general, todos los elementos decorativos, no están a la altura del conjunto. Verdad es que estos acabados no consiguen desvirtuar la inmensa calidad del monumento y que son relativamente fáciles de sustituir en un deseable futuro. El segundo y más grave problema es la dificultad de encontrar artistas contemporáneos capaces de llevar adelante los proyectos figurativos del Maestro. En las fachadas, Gaudí pretendía, como en las catedrales medievales, explicar en imágenes la Historia Sagrada. Ya a principios del XX esto no era fácil pero el genio de Gaudí lo solventó, rozando el kitsch, en la Fachada del Nacimiento con estos muros que se arrugan formando figuras, muchas de ellas obtenidas sacando moldes de personas y animales reales (George Segal medio siglo antes). El penoso resultado escultórico de la Fachada de la Pasión revela la dificultad de proseguir esta andadura. Queda por levantar la fachada principal, la de la Gloria. Encontrar en el mundo un artista contemporáneo capaz de afrontarla es un desafío tremendo. La figuración está en un momento difícil, la de contenido religioso mucho más, y la capaz de transmitir la Gloria de la Resurrección, extinta. El arte contemporáneo ha dado muchas crucifixiones pero ninguna resurrección notable.

Pero vayamos a lo fundamental: la objeción de más peso contra la continuación del Templo siempre ha sido que no sabíamos cómo lo habría hecho Gaudí, un arquitecto que improvisaba en obra, que sus planos y maquetas habían sido destruidos al inicio de la Guerra Civil, y que cualquier interpretación constituiría inevitablemente una traición al artista. Esto es una verdad a medias. Gaudí dibujó e hizo maquetas de tres proyectos sucesivos al inicio de la construcción. El primero, al que corresponde la Fachada del Nacimiento y su cubista cara interior, es aún respetuoso con el lenguaje gótico. El segundo es mucho más orgánico. El tercero es absolutamente original, innovador, deslumbrante. De este tercer proyecto, que él consideraba definitivo aunque no lo pudiese ver completado en vida, hizo una maqueta a escala 1/10 por cuyo interior podías pasear. Es cierto que esta maqueta fue hecha añicos, pero existen excelentes fotografías y ha podido reproducirse con muchísima precisión. La fidelidad de esta reconstrucción se ha visto favorecida porque, a pesar de su apariencia aleatoria, esta obra se basa en estrictas geometrías. Parece ser que Gaudí, escarmentado por los problemas que había tenido en la fachada de La Pedrera, decidió recurrir a una rigurosa estructura geométrica en el Templo. Son geometrías complejas -paraboloides hiperbólicos, hiperboloides, polígonos regulares que giran en espiral en ambos sentidos formando los fustes de las columnas…- pero que, una vez definidas, no aceptan interpretaciones, se pueden reconstruir a escala 1/10 o diez veces mayores. Esto es lo que se ha hecho en la nave hoy prácticamente acabada. Si la arquitectura es ante todo espacio y luz, el interior de este templo es Arquitectura en mayúscula, emocionante y grandiosa Arquitectura frente a la cual las excentricidades de hoy parecen verdaderos juegos de niños.

Volvamos al origen. ¿Cómo pudimos equivocarnos tanto? Si hace 50 años se nos hubiese hecho caso, esta maravilla no existiría. Habría permanecido como una ruina o la hubiera terminado un arquitecto de moda en aquellos años ¿Cuánta gente la visitaría? Este templo no ha tenido nunca apoyo económico de las instituciones, vive de los donativos de los que la visitan, más de dos millones al año, más de 25 millones de euros. Se está financiando como una catedral medieval. De esta forma se terminará, no sé si la mejor obra del pasado siglo… pero sí el mejor edificio religioso de los últimos tres.

Os estratos urbanos de Gonçalo Byrne

Escrito por mpierres o 26 Novembro 2010

El Pais - Anatxu Zabalbeascoa - 26.11.2010

gonzalo-byrneComo cualquier persona, una ciudad es una y muchas al mismo tiempo. Que la historia de cualquier lugar está construida a base de capas es más cierto en las ciudades, donde el paso del tiempo queda petrificado en estratos que se entretejen, solapan, pelean y a veces ocultan unos a otros. Esa narrativa urbana, que a veces recupera, otras imagina y tantas más sólo apunta, está presente en los trabajos y en la docencia que imparte el arquitecto portugués Gonçalo Byrne. Y la muestra Gonçalo Byrne, urbanidades que la Fundación Barrié de la Maza expone en A Coruña hasta el tres de Abril trata de explicarlo.

El tiempo de Byrne es el de la larga duración, el que llevó a Álvaro Siza a realizar un trabajo de orfebre para reconstruir el Chiado lisboeta desde un idioma actual pero fuera del tiempo, tras el incendio de 1988. El mismo que dos siglos atrás permitió que el ingenio recuperase la Baixa Pombalina de entre los escombros del terremoto de 1755. En el breve texto titulado El narrador de las ciudades que aparece en el catálogo de la muestra, Nuno Grande cita a Byrne afirmando que “la belleza de Lisboa es proporcional a su vulnerabilidad”.  Él propio Byrne ha aprendido esa lección firmando una arquitectura de ideas drásticas y cuidados quirúrgicos. Lo ha hecho desenterrando capas de piedra y tiempos antiguos, rescatando ruinas romanas, medievales o neoclásicas para levantar un museo a partir de los restos de un baile tipológico que había transformado un edificio de basílica en Palacio en el camino hacia el museo que él finalmente hizo. Por eso la historia que le interesa a Byrne es una historia del futuro que es también, sin embargo, una de antropología de las piedras, la que sabe que sólo desmontando y remontando las ciudades se logra conservarlas.
Él lo hizo en uno de sus últimos proyectos, en Sao Martinho do Porto, donde se esforzó para que la construcción de un nuevo edificio sirviera para conciliar las dos cotas de la villa, la baja del ensanche y la alta, con el centro histórico. ¿Cómo lo hizo? Con un edificio-recorrido, un inmueble sin tipología que mezcla lo público y lo privado y es, en realidad un camino. El Largo José Bento da Silva está salpicado de plazas, zonas de descanso, una oficina de información turística y pequeñas galerías. Y es a la vez mirador, con vistas sobre la bahía, y un ascensor que cose las dos cotas de Sao Martinho do Porto. Byrne demuestra así que la arquitectura es también un recorrido.

That lineage can be seen in the Rolex Oyster fake watches Perpetual's straightforward and practical design. Legibility is cheap ralph lauren shirts strong and the dial design offers nothing more than is necessary to display the time.