replicas de relojes
replicas de relojes splash
Publicado por admin o 7 junio 2011

Presidente: D. Manuel Abelleira Argibay  presidente.pontevedra@colexiodearquitectos.org
Tesorera: Dña. María Pierres López tesorera.pontevedra@colexiodearquitectos.org
Secretario: D. Wenceslao López Velasco secretario.pontevedra@colexiodearquitectos.org
Podeis contactar directamente con la Junta Directiva a través de la siguiente dirección de correo:
xd.pontevedra@colexiodearquitectos.org

 

Entrevista a Toyo Ito

Escrito por mpierres o 3 agosto 2009

toyo-itoTexto, Mireya Díaz Soto   para EL MERCURIO - Chile

 

A ver. Quién es Toyo Ito. El arquitecto japonés nacido en Corea en 1941, autor de varios edificios de culto, la mayoría en Japón, como la Mediateca Sendai (su obra maestra), el teatro Za Koenji (el edificio que más satisfacción le ha dado), la biblioteca de la Universidad de Arte Tama, el edificio de la tradicional marca Tod’s, en plena avenida Omotesando de Tokio, y el Hospital Cagnacq-Jay de Francia. Esas entre otras piezas de lujo, como el pabellón del año 2002 de la Serpentine Gallery en Londres, capital donde unos años más tarde recibió el premio RIBA 2006. O como los muebles que han deleitado al diseño internacional. Ojo que esto es un resumen. Porque la lista de obras y galardones que llevan su nombre es lo suficientemente extensa como para que figure en el olimpo arquitectónico mundial. Pero eso para él no es tema. ¿Arquitecto global? “No, conciencia de eso yo no tengo”, dice desde su estudio en entrevista exclusiva con VD.

 

 

 

¿Cuándo ha fracasado?

-Habitualmente. Al terminar siempre pienso que las cosas se deberían haber hecho de otra manera.  

 

 

Toyo Ito está pendiente de otras cosas. Si no está arriba de un avión en viajes relámpago a algún lugar del planeta, anda preocupado de disfrutar la vida. En la capital japonesa, donde vive “con la persona y el perro que amo”, destina un rato, temprano en las mañanas, a pensar. A salir a caminar con el perro. A reunirse con su equipo de trabajo “en pie de igualdad” y al final del día a tomarse un trago con sus amigos, los mismos con los que juega golf el fin de semana. Y, seguramente, los mismos con los que comenta cuánto le irrita la falta de visión de futuro del gobierno japonés, o que Tokio, como él dice, haya perdido su identidad.

Además, anda pensando cómo confrontar la superficialidad y la homogeneización de la arquitectura actual, afectada por la economía global. Preocupado de discernir si las ideas que se le ocurren surgen desde el interior de todo su cuerpo o no, “porque las que vienen de mi cabeza se evaporan en tres días”. Y procurando crear espacios habitables, en los que el ser humano se reencuentre con su propio espíritu. Sin importar si es en Japón o Europa. O Chile, el primer país de América donde Toyo Ito acaba de poner su firma, gracias a la invitación que recibió en Milán, hace algunos años, de parte del creador del proyecto Ochoalcubo, Eduardo Godoy, quien lo convenció de sumarse a la lista de grandes nombres chilenos que diseñaron una casa en el exclusivo condominio ubicado en Marbella.

La casa que diseñó para este conjunto está en los últimos detalles. Christian de Groote fue escogido por Toyo Ito como el arquitecto residente por el “excepcional uso del hormigón en sus obras”.  El japonés vendrá a la inauguración oficial en octubre, momento que aprovechará para dictar una conferencia y presentar una exposición de su obra.

¿Qué sentido ha tenido para usted el proyecto Ochoalcubo?

-Pese a que está ubicado en el punto del planeta más lejano en relación a donde estoy, ya pude sentir el sólido acercamiento hacia la arquitectura que están experimentando los chilenos, gente que realmente disfruta la vida.

¿Ha aprendido algo de ella?

-Estoy impresionado con la calidad humana de los chilenos: comen, beben y persiguen la riqueza de la vida.

Desde los años 70, múltiples han sido las visiones que Toyo Ito ha aplicado en la arquitectura. Desde un reconocimiento al modernismo, a un apego a las técnicas minimalistas, e incluso a la aplicación de la estética de lo ligero, donde los espacios fluían intentando difuminar los límites entre lo virtual y lo físico. Siempre considerando el contexto de sus obras y, por supuesto, del bienestar de quienes las vivirían.

Después de haber estudiado la situación de la ciudad contemporánea y de sus habitantes. ¿Qué opina de la manera en que las ciudades han evolucionado desde que usted comenzó su carrera?

-Ciudades como Tokio han vivenciado reiteradamente la economía “burbuja”, lo cual significa crecimiento financiero acelerado y recesión. En el intertanto, ha perdido gradualmente su individualidad y ha pasado a ser una metrópolis controlada por la economía global. Lo mismo se puede apreciar en las principales capitales del mundo.

Tokio ha cambiado su fisonomía de manera muy vertiginosa. ¿Su arquitectura ha tenido que adaptarse a ese ritmo?

-Hasta los años 80 sí, pero actualmente se ha convertido simplemente en una ciudad mediocre. Hoy día nada puede ser reflejo de ella.
¿Entonces cuál es la mejor arquitectura para ciudades populosas?

-Aquella que permite a las personas establecer lazos y relaciones más estrechas. Creo que es horrible resolver el problema de la sobrepoblación simplemente haciendo rascacielos.

Una vez señaló que quería ir más allá de la influyente arquitectura del siglo 20. ¿Cómo se logra eso?

-La arquitectura moderna estuvo principalmente gobernada por referencias muy homogéneas y geometría pura. Sin embargo, en el siglo 21 estoy tratando de crear una relación más cercana con el entorno natural, basada en nuevos órdenes, inspirados por una geometría sofisticada que se halla precisamente en la naturaleza.

¿Cómo combina la influencia de los arquitectos del siglo pasado con la tecnología actual y la tradición milenaria de su cultura?

-Admiro a Le Corbusier. Él todavía nos enseña que la arquitectura puede transmitir a la gente la importancia del “joie de vivre” (gozo de vivir). La tecnología computacional es también esencial para restablecer los vínculos entre seres humanos, arquitectura y naturaleza. No estoy particularmente consciente de la tradición de la cultura japonesa, creo que más bien está arraigada de modo subconsciente en mi cuerpo.

¿Cuál es la mejor manera de crear nuevos conceptos en arquitectura?

-Escuchar lo que dice la gente joven. Porque ellos, en todas las épocas, han tenido la habilidad, con mucha agudeza, de captar el espíritu del tiempo que les toca vivir.

En sus obras usted solía representar, al mismo tiempo, un mundo virtual y uno físico. ¿Ha cambiado eso?
-Sí, ha cambiado. Me di cuenta de que nada puede generarse desde un mundo virtual. Ahora mis esperanzas están puestas en poder volver a lo más primitivo del ser humano. En otras palabras, creo que podemos ver el futuro de la arquitectura sólo en un mundo físico.

¿Cuál es la clave para conocer el lugar donde va a construir un proyecto?

-A partir de la transparencia de la persona que está haciendo el encargo. Cuando conozco a un cliente, después de una corta conversación, sé de inmediato si es o no una persona confiable.

¿Qué elemento no puede faltar para hacer obras habitables?

-Considerar lo que yo, como arquitecto, puedo ofrecer a los habitantes para que tengan una vida lo más confortable, placentera y viva posible.
¿En qué minuto sabe que un proyecto está terminado?

-Cuando el edificio está completo y comienza a acomodarse. Ahí es cuando sé si la obra fue exitosa o no.

Tags:

Artigos semellantes
Publicado en Noticias

Deixar unha resposta

That lineage can be seen in the Rolex Oyster fake watches Perpetual's straightforward and practical design. Legibility is cheap ralph lauren shirts strong and the dial design offers nothing more than is necessary to display the time.