splash
Publicado por admin o 7 June 2011

Presidente: D. Manuel Abelleira Argibay  presidente.pontevedra@colexiodearquitectos.org
Tesoreira: Dña. María Pierres López tesorera.pontevedra@colexiodearquitectos.org
Secretario: D. Wenceslao López Velasco secretario.pontevedra@colexiodearquitectos.org
Podedes contactar directamente coa Xunta Directiva a través da seguinte dirección de correo:
xd.pontevedra@coag.es

 

Archivado o February, 2011

Circular Informativa Nº1/2011

Escrito por mpierres o 24 February 2011

Circular Informativa 1/2011

¿Cómo lidiar co existente?

Escrito por mpierres o 22 February 2011

El Pais -Anatxu Zabalbeascoa- 21.02.2011

Buena parte de las obras de los próximos años deberán mejorar, ampliar, actualizar o remodelar edificios existentes. Así, muchos arquitectos se preguntan cómo lidiar con lo que existe, cómo hablar a edificios de otras épocas y cómo convivir con inmuebles preparados para otros usos y construidos para transmitir otros mensajes. Seis arquitectos en activo de diversa obra, ideología, situación profesional y económica responden a esta pregunta. Abrimos el debate a arquitectos y no arquitectos.

75

Emilio Tuñón y Luis M. Mansilla:

Lo existente es el marco de actuación del arquitecto. Para la producción de la arquitectura, el respeto a ese marco es fundamental, tanto hablando en términos relativos al paisaje, como a la ciudad o al contexto histórico. Pero  es fundamental entender que lo existente no se refiere exclusivamente a una realidad física material, sino que existen otro tipo de contextos más amplios que están ligados a lo intangible… es lo que nosotros llamamos el “concepto ampliado del contexto”: la memoria individual y la memoria colectiva, los anhelos de las personas y las necesidades de la sociedad, los lenguajes individuales y los lenguajes universales…

Para nosotros la mejor manera de trabajar con el contexto supone una doble actitud. Por una parte el respeto a lo existente, ya sea tangible o intangible, y por otra la asunción de la responsabilidad que tenemos los arquitectos de construir los soportes donde se desarrollan las actividades de las personas, y por extensión de las sociedades, con el optimismo de un mundo mejor, necesariamente múltiple y diverso.

Porque no existe pasado, presente y futuro, sino presente del pasado, presente del presente y presente del futuro.

RH1969-0072

FOTO: ROLAND HALBE

Fuensanta Nieto y Enrique Sobejano:

Intervenir en un edificio ya existente exige tomar postura ante su transformación en el espacio y en el tiempo: consiste en última instancia en desvelar las leyes que la generaron y ser consciente de cómo se transformó a lo largo de su historia. Nos gusta imaginar que todo edificio es capaz de narrar cómo actuar en/sobre/junto a él: tan solo debemos saber leer las instrucciones que nos indican cómo extenderlo, envolverlo, vaciarlo, cubrirlo o fragmentarlo.

La idea del arquitecto como único responsable intelectual de un edificio se pone en cuestión al intervenir en un proyecto concebido previamente por otros, y ahí entraña la dificultad y la singularidad de la arquitectura frente a otras artes: nadie comprendería que un artista modificara una obra ajena en el campo de la música, la pintura, la literatura o el cine, pero todo el mundo acepta que un edificio puede ser modificado por otro arquitecto en algún momento de su historia.

Proyectar/rehabilitar/transformar arquitecturas preexistentes significa descifrar las intenciones de quien las proyectó en otro tiempo, ser capaz de interpretar un edificio como la suma de diferentes textos yuxtapuestos. Como aquellos libros que narran una historia dentro de otra y así indefinidamente, la transformación o ampliación de una obra arquitectónica se parece a la inserción de un nuevo capítulo en un texto siempre inacabado. Reconstruimos con otras palabras ideas que ya estaban presentes: recomponemos nuevos espacios que nosotros vemos y que probablemente el autor del proyecto original nunca imaginó así, al igual que hacemos nuestros los concebidos por otros antes que nosotros. La mejor manera de trabajar sobre lo ya existente es, en nuestra opinión, aproximarse a cada nueva situación sin juicios preconcebidos.

Museo de los Molinos en Palma. Foto Duccio Malagamba

FOTO: DUCCIO MALAGAMBA

Ricardo Flores y Eva Prats:

Trabajar en edificios antiguos tiene algo de estar de segunda mano, en sitios en cuya creación no has participado, jugando el papel de observador. Así, el trabajo comienza observando… cosas que han hecho otros, y que puedes juzgar desde fuera. Observas dibujando, lo registras todo, lo que te gusta y lo que no… hasta que pasa a ser un dibujo propio, un proyecto tuyo, que comienzas a modificar, adaptándolo al nuevo programa.

Nuestra manera de trabajar en edificios existentes es trabajar a partir de lo que nos encontramos, estirando, amplificando sus cualidades. En este sentido, este trabajo tiene algo de ir transformando unas cosas en otras, dibujándolo todo como un dibujo (o pensamiento) continuo, donde una cosa lleva a otra, hacia atrás y hacia adelante en el tiempo… borrando las distancias físicas y temporales. El libro Las Metamorfosis, de Ovidio, es una buena lectura sobre este tema.

113

Íñigo García, Tomás Valenciano, Jon Muniategiandikoetxea, Javier Ubillos y Marta Álvarez, de VAUMM:

Para nosotros lo existente es la realidad en la que se desarrolla y opera la arquitectura.

En el proyecto lo existente es el contexto, mostrarse respetuoso con la topografía, reinventar lo vernáculo, tal vez contrastar el paisaje o crear un nuevo lugar. Se trata de leer las condiciones de entorno e integrarse en él respetando los equilibrios del contexto. Se trata de proponer algo nuevo dentro del proceso continuado que ha generado ese entorno. No existe el papel en blanco. Nos gusta lo que decía Oteiza, el que avanza creando algo nuevo lo hace como un remero, avanzando hacia delante pero rema de espaldas, mirando hacia  atrás, hacia el pasado, hacia lo existente para poder reinventar sus claves.

15120

FOTO: JESÚS GRANADA


Sara de Giles y Pepe Morales, de MGM:

El proyecto de ampliación o intervención sobre lo ya existente arranca, la mayoría de las veces, sobre una arquitectura en desuso, obsoleta o abandonada. Intervenir sobre estas preexistencias conduce a tener que reinterpretar los espacios y las historias; pero siempre es una interpretación, no un seguimiento fiel al dictado que los restos “oficiales” nos proponen.

El objetivo de esta interpretación es que dicha arquitectura vuelva a la vida hoy, dando respuesta a los requerimientos espaciales y de uso de nuestros tiempos.

En vez de la intervención de oficio, sobre las arquitecturas, proponemos, en coherencia con todo aquello que nos vamos encontrando en la obra, abandonar el proyecto hacia una búsqueda de las sugerencias de los restos, siguiendo los fenómenos y las sensaciones  a través de las ruinas, o en su caso, a partir del edificio de partida.

La posible lógica de este proyecto, es decir el criterio de intervención en estas situaciones, consistiría en descubrir espacios, texturas y materialidades. Escuchar entre los muros, averiguar entre las luces, o torciendo el rumbo de los restos averiguados.

Se trataría de hacerle el juego a este encuentro fortuito entre cuerpos, espacios y atmósferas. Este proyecto, (como documento técnico que precede a la obra a ejecutar), no existe; es preciso descubrirlo en cada visita de obra, en cada abandono, en cada rumbo.

Vicente Guallart:

La ciudad es energía informada, una acumulación de esfuerzo humano y material construido a lo largo de siglos. La ciudad y la arquitectura del siglo XX fueron estructura y función. En el siglo XXI se les superpondrá un metabolismo. La arquitectura, como la naturaleza, tiende hacia la autosuficiencia, a partir de la regneración de edificios y ciudades construidas sobre las que se aplicara la lógica de producción distribuida de la sociedad de la información.

La arquitectura y la ciudad se construyen, se deben construir, no tanto para lograr la eficiencia de un sistema abstracto, sino para el bienestar del hombre.

02_N7X3241+42-72

Espacio público en el puerto de Keelung, Taiwan, creando una gran plaza sobre el mar, en el centro de la ciudad, hoy cruzada por vías de circulación de alta capacidad.

O plan do litoral impide a 12 concellos edificar na franxa de 500 metros

Escrito por mpierres o 20 February 2011

La Voz de Galicia-serafín Lorenzo -santiago / 20/2/2011

Blinda a protección no 93% do chan urbanizable dentro desa área e no 87% de toda a fachada costeira

O veto que o plan do litoral impón ao desenvolvemento do 93% do chan que os concellos clasificaron como urbanizable en primeira liña de costa volverá pór a proba a vontade política real de cumprir regras urbanísticas modélicas na súa formulación que despois non se aplican ou que quedan desvirtuadas na súa vocación proteccionista por medio de sucesivas reformas. A experiencia da Lei do Solo, que a Xunta substituirá por un novo marco normativo despois de modificala sete veces en oito anos de vixencia, non representa a mellor credencial para o Goberno.

O documento, que entrará en vigor cunha publicación no Diario Oficial de Galicia que está prevista para a semana entrante, mantén unhas restricións elevadas en relación á lei cautelar que paralizou a construción durante case catro anos a menos de 500 metros do mar. O plan clausura de forma definitiva 6.825 das 7.374 hectáreas de chan urbanizable que bloqueara nesa área a norma que promoveu o bipartito e que o Executivo de Feijoo prorrogou en dúas ocasións. En consecuencia, queda vetada a posibilidade de edificar vivendas no 92,55% da superficie que estaba tipificada como apta para a súa urbanización na primeira liña de costa.

 

 

Ponteceso, municipio vedado

O plan anula o 100% do chan urbanizable de 12 concellos na franxa dos 500 metros. Ares, Cabanas, Carballo, Cee, Muxía, Rianxo, Cervo, Foz, Catoira, Oia, Redondela e Vilanova de Arousa non poderán construír en primeira liña de costa. Entre estes municipios, nos que a paralización que impuxo a lei cautelar terá xa que logo carácter permanente, a incidencia é maior en Cervo (onde se anulan as 528 hectáreas de chan urbanizable nesa área), Foz (503) e Carballo (204).

Pero o plan do litoral ten máis efecto noutros concellos nos que, aínda que abre ao ladrillo unha mínima parte do chan urbanizable, bloquea unha superficie maior. O que perde máis terreo para edificar é Ponteceso, onde a ordenación paraliza 1.503 das 1.509 hectáreas que ten na área dos 500 metros. O mesmo sucede en Sanxenxo, que perde para a construción 469 das 508 hectáreas nesa franxa; Vilagarcía, que cede 461 de 469; Cabana de Bergantiños, que só poderá edificar nunha hectárea de 280; Ribadeo, onde se paralizan 277 das súas 281 hectáreas urbanizables; Narón, que poderá desenvolver 13 hectáreas sobre 267; e Fene, que conserva 23 de 226.

O documento, que a pesar de chegar seis anos máis tarde do previsto na Lei do Solo permite a Galicia deixar de ser a única comunidade do arco atlántico sen ordenar a súa costa, habilita a construción en 549 hectáreas dentro dos 500 metros e en 777 máis aló. Nesa zona na que a lei do bipartito non estableceu protección cautelar, o plan paraliza 2.600 das 3.378 hectáreas de chan urbanizable.

Se non se ten en conta a referencia dos 500 metros, a ordenación permite construír en 1.326 das 10.752 hectáreas de chan urbanizable dos 77 municipios nos que se aplicará, xa que quedan eximidos os 5 con plans adaptados á Lei do Solo: Vigo, Oleiros, A Pobra do Caramiñal, Laxe e Outes. A esa superficie edificable hai que sumar 386 hectáreas máis que o plan clasifica como de grao 2 e cuxo desenvolvemento queda suxeito á tutela da Xunta.

In Memorian Carlos Berride

Escrito por mpierres o 18 February 2011

¡Venga Carlos! ¡Vámonos! “Hay tiempo. Pídeme un café”. Y se iba a llamar por teléfono y mientras llamaba hacía una primitiva. Venía a la mesa y, sin sentarse, volvía a la barra a por La Voz. Revolvía el periódico buscando no se sabe cuál arcano y encendía un cigarro. Luego se levantaba, compraba un paquete de Winston y ya parecía que nos íbamos, pero aún necesitaba unos chicles. En el Golf ponía el casete y empezaba a cantar: … capitán pirata de pata de palo… La música así así, pero las letras de Sabina se las sabía. Por el camino paraba un momento y, sin bajar del coche hacía una foto de un edificio y seguíamos a velocidad media, sin pasarse. Carlos no sabía estarse quieto, siempre tenía que hacer dos cosas por lo menos.

“Hay que llevar a las chicas a cenar al Paspayás, pero otro finde porque este toca baloncesto y hay que madrugar. Me llevo a los hijos y a dos chavales más”. Cuando hablaba de su familia, de sus cosas, siempre rezumaba amor y respeto y admiración por Luz, aunque se tratara de unas vacaciones, de un piso al que pensaban cambiarse, de hacienda o del IVA. Si se refería a sus dos hijos, el orgullo se le asomaba a la mirada. Le salieron cuspidiños.

Teníamos la reunión, visitábamos la obra y nos íbamos a comer carne al caldeiro o cualquier otra cosa que se terciase. En el comedor siempre encontraba alguien a quien saludar y, con suerte sólo una mesa. Charlábamos de Menchu Lamas, Antón Patiño… La pintura gallega era su pasión. Y la política, y el… Era un buen punto para compartir manteles porque sabía comer de todo y entendía de vinos y lo mismo daba tirar de rey o ir por lo modesto. “Doce sabores distintos en una cachola”. Si íbamos de copas por Villagarcía llegabas a dudar que estuviera contigo porque era un constante pararse con unos y otros repartiendo afectos, sonrisas y palmadas. No sabía saludar a distancia y vale, necesitaba el contacto personal por breve que fuera con todos y cada uno.

En el partido era importante, buen negociador y conciliador; en el concello un gran apoyo para el alcalde; en la directiva del colegio socarrón… cuando se enfadaba, esbozaba una sonrisa y se iba el enfado y oías su risa, tan característica.

Anduvo en muchas salsas aportando sustancia y sabor. Vg. ofició algún que otro matrimonio civil al que iba con una botella de Vegasicilia para brindar con los novios.

Recuerdo una tarde que le dio un ataque de ansiedad y se empeñó en que le llevase a urgencias y me pasó sus cigarrillos jurándose que lo dejaba. Cuando tras el cambio de turno salimos, lo primero que hizo fue llamar por teléfono a Luz para que supiera que no había sido nada… y me pidió su tabaco.

Disfrutamos de ocasiones memorables, de eso que llaman buen rollo, alegría y fiesta y no es sino vivir la amistad. En Portugal, si la ocasión era de comer en sitio de importancia, remataba la comida pidiendo sendas copas de Berride Ferreira (el Berride lo pronunciaba embarullado). La magia le funcionaba y nos traían un oporto vintage.

Le recordamos en las fiestas de La Patrona, en las juntas, en los viajes… Muchos conocimos su generosidad y disposición para echar manos.

¿Y qué más? Carlos se dedicó a amasar un gran capital de gentes que lo querían, de gentes que, una a una, tiene su propio dolor por su muerte que, mientras le recordemos, “de alguna manera” seguirá con nosotros.

De niño oí comentar que cuando no había nada que decir de alguien, se recurría a que era una buena persona. Los años me han enseñado que eso es lo mejor y lo único importante.

Carlos fue un hombre bueno.

Antonio Labrador

Lucio Costa e Niemeyer en Brasilia

Escrito por mpierres o 16 February 2011

O compañeiro Manuel Abelleira achegounos as seguintes imaxes de obras de Lucio Costa e Oscar Niemeyer en Brasilia.

Picture 1 of 24

">

Falece o arquitecto e compañeiro Carlos Berride

Escrito por mpierres o 15 February 2011

carlos-berride2El pasado 21 de Enero falleció en Vilagarcia, nuestro compañero arquitecto Carlos Berride.

Hace poco más de un año de su colaboración con la Directiva y Comisión de Cultura de esta Delegación en la organización del Día Mundial de la Arquitectura 2009 en Vilagarcia, haciendo gala de su buen talante y disposición.

Esta Delegación del COAG en Pontevedra, habiendo hecho llegar sus condolencias a la familia en su día, quiere desde este medio hacer llegar ahora, a todos los colegiados, esta triste noticia. Así mismo, y en señal de cariño y respeto hacia su persona os acompañamos a continuación una breve reseña de su trayectoria tanto personal como profesional.

Carlos Berride fue concejal de Urbanismo y Medio Ambiente en los primeros dos períodos de gobierno de Javier Gago López, dejando un importante legado en este Concello. Una de sus principales apuestas fue la revisión del Plan Xeral de Ordenación Municipal, PXOM, que se llevó a cabo con un gran consenso, tanto a nivel político como de participación ciudadana, lo que provocó un gran impulso en el proyecto de modernización de la ciudad. En esta misión hizo gala de su talante negociador y de sus cualificaciones profesionales como sociólogo y arquitecto.

En su faceta de profesional de la arquitectura también deja una importante huella en Vilagarcía no sólo en el diseño de edificios particulares sino también de obras públicas para disfrute de todos los ciudadanos.
Entre sus últimos diseños municipales destacan tres actuaciones recientes. Una de ellas es la rehabilitación de la Casa de Doctor Carús y el parque en Trabanca Badiña, que será destinada a sede de la memoria histórica de Vilagarcía y que fue inaugurado el pasado año.
Aún en ejecución está también el diseño del proyecto de peatonalización de la calle Castelao y otras cinco de su entorno, así como la rehabilitación del edificio del Balneario.

Los arquitectos Manuel Gallego y Nuno Grande participan en ´Conversaciones con Gonçalo Byrne´

Escrito por mpierres o 15 February 2011

La Opinión de la Coruña - 14.02.2011

El ciclo organizado por la Fundación Barrié de la Maza se llevará a cabo el próximo jueves 17 y en él se debatirá la relación entre espacio público y arquitectura

EP | A CORUÑA Los arquitectos Manuel Gallego y Nuno Grande debatirán este jueves, día 17, en A Coruña, en el ciclo ‘Conversaciones con Gonçalo Byrne’, organizada por la Fundación Barrié de la Maza, y en la que debatirán con el arquitecto portugués sobre la relación entre espacio público y arquitectura, según ha informado esta institución.

Las charlas serán de entrada libre hasta completar el aforo del auditorio de la Fundación, en el Cantón Grande, y tendrán lugar a las 20.00 horas los jueves 17 y 24 de febrero, y 10 y 17 de marzo.

Las conversaciones versarán sobre la obra y el ideario del arquitecto Gonçalo Byrne, y en la primera de ellas participarán el arquitecto Manuel Gallego, como conversador, y Nuno Grande, también arquitecto, moderará la charla.

Este ciclo de charlas forma parte del programa de actividades paralelas a la exposición ‘Gonçalo Byrne. Urbanidades’ que la Fundación muestra hasta el 3 de abril. A través de maquetas, planos y audiovisuales, la muestra exhibe los 14 proyectos más destacados en la trayectoria profesional del arquitecto portugués, distribuidos en tres áreas: Vacíos de la ciudad, Contenedores de vida y Reciclaje.

Juan Luis Dalda, un urbanista comprometido

Escrito por mpierres o 15 February 2011

juan-luis-dalda1El Pais - Xerardo Estévez - 12.2.2011

Aunque escribo desde el dolor y la perplejidad ante una muerte que parece increíble, no me resulta penoso porque Juan Luis Dalda, el profesional y el amigo, ha sido una referencia asidua siempre que se habla de planeamiento hasta su fallecimiento el pasado martes a los 65 años.

Juan Luis Dalda es una figura relevante en el urbanismo español. Formado en las Escuelas de Arquitectura de Madrid y Berlín, desde el grupo estudiantil del entorno de Tierno llega al PCE y, al dejar la militancia, traslada su compromiso político al trabajo sobre la ciudad y el territorio y la mejora de las condiciones de vida de la población.

Su trayectoria intelectual le confería una visión holística de las cosas, capaz de incorporar lo que acontecía en el mundo junto a los nuevos lenguajes de la disciplina. Pensaba permanentemente, y necesitaba de la comunicación con el otro para pulir su discurso teórico y profesional. Hablaba con claridad y contundencia a políticos y técnicos sobre el trabajo urbanístico, exigiéndoles un compromiso, porque sabía que nada sucede por casualidad. Se necesita imaginación, tenacidad y preparación para desarrollar un proceso intelectivo que de la casa pasa a la calle, al barrio, a la ciudad, a la metrópoli, a la región, y retorna otra vez al principio.

En Galicia, el buen urbanismo va siempre asociado a la firma Oficina de Planeamiento, la consultora que Juan Luis Dalda y Ánxel Viña mantienen en A Coruña desde su fundación con Carlos de la Guardia y José Ramón Fernández Antonio en 1978. Planes generales y especiales de ciudades, villas y centros históricos, que han ayudado a ordenar bien el país contraponiendo la racionalidad al desorden que invade ciertos lugares de la costa o al abandono en el que languidecen algunos conjuntos monumentales.

Creo que su predilección ha sido Santiago de Compostela, porque en esta ciudad se desarrolló plenamente su apuesta rigurosa por la búsqueda del equilibrio entre conservar y transformar, entre tradición e innovación. Compostela era como la bella durmiente, suspendida en el tiempo por una historia densa y un rico patrimonio adorado sin reflexión. Estrangulada en sus bordes, con la llegada de la democracia despierta y opta por el planeamiento. Cuántas horas de reunión y de intenso debate para revisar el plan general de ordenación y redactar el plan especial del centro histórico, en el que realizamos la delicada hazaña de introducir la arquitectura contemporánea reuniendo a grandes profesionales europeos para contribuir a un proyecto comedido de ciudad. Alcanza así la culminación de su trayectoria, con el premio europeo de urbanismo que en 1998 conceden al plan la Comisión Europea y el Consejo Europeo de Urbanistas.

En un ejercicio complejo de equilibrio intelectual, desde 1995 hace compatible ese itinerario con su cargo de titular de Urbanística y Ordenación del Territorio en la Escuela de Arquitectura de A Coruña, donde llega a ser, sin duda, uno de los docentes más apreciados. La relación entre el profesor y los alumnos es de tú a tú, dialogante y exigente al mismo tiempo, en una visión de la dimensión total del aprendizaje.

En la figura de Juan Luis Dalda se reivindica el concepto de urbanista, un término que hoy, tras un largo período de agitación inmobiliaria y descrédito del planeamiento, debemos recuperar porque, sin plan, el presente es un cúmulo de intereses en disputa y al futuro se lo engaña con la tentación de lo inmediato.

En última instancia, los planes urbanísticos y los proyectos arquitectónicos no son solo dibujos que transforman el espacio abstracto en esos lugares concretos en los que vivimos, gozamos o sufrimos. Son también palabras, ideas que, frente a la desmoralización y la confusión, buscan la convivencia y la cultura.

Echaremos de menos su inteligencia crítica, su irónica elegancia y su cultura humanística, pero al recorrer los territorios donde Oficina de Planeamiento ha intervenido resurgiremos de la tristeza al comprobar que vale la pena esforzarse en el buen hacer urbanístico.

Xerardo Estévez es arquitecto y exalcalde de Santiago de Compostela

Oteiza e Coderch crúzanse no Macba

Escrito por mpierres o 11 February 2011

casa-ugaldeEl Pais - CATALINA SERRA - Barcelona - 11/02/2011

Coderch, Bonet Castellana, el Grupo R, Ricardo Bofill… La arquitectura se ha colado en el Macba de manera sorprendente en la nueva presentación de su colección. “Hubo experimentos antes de la guerra, pero la eclosión estética de la modernidad en Cataluña se produce en los años cincuenta y entonces la práctica artística está ligada de manera directa con la arquitectura y el diseño”, comenta Bartomeu Marí, director del museo. Así, junto a las primeras muestras del informalismo o de la abstracción escultórica de Oteiza pueden verse planos y fotografías de la casa Ugalde, de Josep Maria Coderch, en la que rompió la ortodoxia racionalista sirviéndose de la tradición mediterránea. Y, al lado de los poemas visuales de Brossa o Mestres Quadreny (brillante nueva incorporación) se ven imágenes de La Ricarda, de Antonio Bonet Castellana, una casa que fue centro de reunión de estos y otros artistas como Miró y John Cage.

Es constante esta relación entre la plástica, la arquitectura, el diseño, la cerámica, la fotografía e, incluso, la escritura a lo largo del recorrido de la exposición, que podrá verse hasta septiembre. La nueva presentación de la colección, que ha duplicado su superficie al situarse ahora en la primera planta, es otro paso de este “nuevo canon” de la historia del arte reciente que promueve el museo. Pese a que el discurso es cronológico, el recorrido variará en cada ocasión en función del énfasis en una u otra línea. Más que mostrar las “mejores” obras de la colección, lo que se plantea es montar exposiciones a partir de los propios fondos y de los préstamos de otras instituciones que ayudan a repensar esta historia. En esta ocasión el acento es más catalán, pero también se incluyen nuevas adquisiciones de artistas como Eduardo Paolozzi y Nigel Henderson, que conviven muy bien en la sala dedicada al pop art con Miralda, Hamilton y Eulàlia Grau. De tanto en tanto aparece también la revisión de la historia de la mano de algún artista joven y así, por ejemplo, junto a las fotografías documentales de Miserachs o Català-Roca aparece la irónica pieza Forjadores de imperio, de Oriol Villanueva, que incluye postales de los líderes del franquismo. La presentación cuenta también con dos ámbitos temáticos dedicados a la performance y a la relación entre política y poesía.

“No es una presentación exhaustiva, sino un punto de partida que se irá completando en sucesivas presentaciones”, reconoce Marí, que comentó su intención de introducir también a Dalí en este recorrido. “Más que un solo canon, hay varios y el museo tiene la intención de realizar su propia lectura de qué ha sido lo moderno”.

Este será el año de la colección, aunque crecerá poco. El presupuesto para 2011 es de 11,6 millones de euros, unos 600.000 menos que en 2010.

Modelando a cidade

Escrito por mpierres o 9 February 2011

La Voz de Galicia - Felipe Peña - 09.02.2011

No es solo el urbanismo de Galicia el que queda medio vacío con su desaparición, sino una cultura del pensamiento en la que nada es ajeno para quien mantiene su mente activa: territorio y política; las ciudades son para que la gente viva en ellas. Desdeñaba los artificios que exageran el valor de los signos afirmando que lo urbano debe ser primero pensado racionalmente. Este aparentemente leve territorio para su trabajo le apasionaba, entre otras cosas porque, como muchos de su generación, creía que el mundo podría llegar a ser mas justo modelando con precisión las calles y las plazas de las ciudades. Ofrecía audiencia a lo razonable y se enfrentaba desasosegado a lo imaginativo, pero nunca dejaba de acercarse, curioso, generoso y sonriente, hacia sus interlocutores menos científicos. No era solo el artífice de bellas palabras que tantas veces le reprochamos con envidia, sino una mente despejada y ágil capaz de organizar un conocimiento con un discurso; muchos de ellos están en la memoria de sus alumnos y ex alumnos de la Escuela de Arquitectura de A Coruña. Empezó a trabajar en el territorio de Galicia con el Plan Ciudad de las Rías y el grupo EUSA, al que Albalat propuso para desarrollar su idea metropolitana, y sus labores continúan luego en los más delicados tejidos históricos y más frágiles espacios de Galicia. La Ciudad Difusa de Oporto a Ferrol o el espacio rural de Ourense son las últimas tareas que había decidido tomar en sus manos en los últimos días; sus compañeros de la Oficina de Planeamiento los continuarán. Sus pasiones se centraban en la organización de nuestros espacios. Nuestras ciudades echarán de menos sus palabras.