replicas de relojes
replicas de relojes splash
Publicado por admin o 7 Xuño 2011

Presidente: D. Manuel Abelleira Argibay  presidente.pontevedra@coag.es
Tesoreira: Dña. María Pierres López tesorera.pontevedra@coag.es
Secretario: D. Anselmo Villanueva Peón secretario.pontevedra@coag.es
Podedes contactar directamente coa Xunta Directiva a través da seguinte dirección de correo:
xd.pontevedra@coag.es

 

Archivado en 10 Maio 2010

Os arquitectos da Cros levan 9 anos agardando a que se rehabilite

Escrito por mpierres o 10 Maio 2010

diaz-y-diaz1La Voz de Galicia - Juan Torreiro- 09.05.2010

De momento só hai 2,5 millóns para a descontaminación, e o resto do proxecto está pendente de asignación

O proxecto de rehabilitación da Cros leva a firma dun estudo de arquitectura situado na Coruña. Díaz e Díaz Arquitectos SLP está dirixido polos arquitectos Gustavo Díaz García e Lucas Díaz Sierra , e contan con oficinas na Coruña e Madrid, ademais dunha unha ampla nómina de colaboradores salpicados por España, Europa e Latinoamérica. Entre as súas obras e proxectos máis recentes destacan actuacións como a escola infantil dos Rosales , as oficinas do Grupo Cupa en Ponferrada ou a rehabilitación da sede do Colexio Oficial de Aparelladores de Madrid.

Mañá, esta firma de arquitectos farase cargo da dirección de obra da rehabilitación e descontaminación das antigas naves da Cros no Burgo, un traballo que desenvolverá nesta primeira fase Dragados coa supervisión de Díaz e Díaz, e que suporá o pistoletazo de saída de «este gran proxecto arquitectónico para toda a área de influencia da Coruña», segundo manifestou Lucas Díaz, un de responsables do proxecto. A rehabilitación da Cros arrinca só cos 2,5 millóns de euros aprobados para o financiamento para esta primeira fase, que ten un prazo de execución de oito meses, e o resto do proxecto, ao redor dos 14 millóns de euros, terá que esperar a futuras adxudicacións orzamentarias.

Lucas Díaz non pode ocultar a inquietude co inicio da primeira fase. «Levamos desde o 2001 esperando este momento», confesa. Para Díaz, o gran atractivo desta obra é «a monumentalidad dos edificios e despois a localización, que está nunha contorna incrible, ao pé do paseo e a ría do Burgo». Sobre se as estruturas destes edificios están tan deterioradas como aparentan, este nova arquitecto coruñés (1974) argumenta que «cando fixemos os primeira cálculos, un dos factores de risco que se analizaron foi o vento, xa que os edificios posúen unhas fachadas enormes e non teñen un vidro de protección, senón que presentan unha serie de celosías metálicas polas que se coa o vento, pero no momento que estes elementos se pechen os edificios comezarán a comportarse doutra forma», explica. Neste momento, Lucas Díaz revela unha das premisas da rehabilitación destas naves industriais, ao explicar que «o que pretendemos é que as novas edificacións non toquen ás estruturas existentes».

Lucas Díaz fala da fabricación dunha estrutura independente que irá colocada dentro da xa existente «creando dous volumes, un para a biblioteca e outro para o auditorio, ademais de proporcionar un gran espazo a modo de praza que poderá ser utilizada de forma polivalente», sinala.

vestibulo-crosA pesar da aparencia limpa do deseño, Díaz afirma que «o novo edificio reproducirá unha estética moi industrial actual, o aspecto retro teno que achegar a recuperación das fachadas orixinais da Cros. O noso obxectivo é transformar unha fábrica de produtos químicos nunha fábrica de cultura».

Lucas Díaz confía en que a posta en marcha da rehabilitación represente a confirmación de que o proxecto se vai a realizar. Para o arquitecto coruñés, «o que esta claro é que a primeira fase vaise a facer seguro e creo que unha vez que se active esta primeira fase e as estruturas queden limpas e impecables, do mesmo xeito que a contorna, os edificios van pedir unha actuación, e como a segunda fase xa é unha realidade a nivel de proxecto, creo que ao final se chegará a realizar, aínda que non sei o tempo que tardará», di.

ALFONSO PENELA:«Hai que aprender a derrubar»

Escrito por mpierres o 10 Maio 2010

penela1La Voz de Galicia - Javier Armesto -10.05.2010

Cre que sería rendible tirar e volver construír nalgunhas cidades, imaxina o Gaiás como «unha ruína marabillosa» e critica o malgasto en centros culturais

Penela anda enfrascado en el parador de Muxía, un proyecto que «está en un sitio excepcional, de estos que te dan ganas de salir corriendo».

-¿Cómo será?

-Es una arquitectura silenciosa, ausente, no se va a percibir en el paisaje y solo una o dos piezas se posarán allí intentando añadir valor al lugar, igual que un buen puente en un río o un faro bien situado añaden valor al paisaje.

-¿Qué le parece la iniciativa para convertir los faros en establecimientos turísticos?

-Si se hace bien y con elegancia, está bien. Hay que perder ciertos prejuicios, no podemos estar permanentemente haciendo museos y salas de interpretación. Siempre es bueno que un lugar esté vivo y se use, pero es importante la sensibilidad, discreción, austeridad…

-Cada vez que en Galicia hay un gran proyecto se apuesta por arquitectos de fuera. ¿Nos falta calarnos la boina?

-En Galicia hay mejores arquitectos que arquitectura. No se le está dando la oportunidad a todos los que se la merecen. Pero no quiero ser chauvinista, a mí si es un buen arquitecto me da igual que venga del lugar más remoto del mundo, siempre que venga a hacer un buen proyecto y no a vender una marca.

-A veces es más fácil hablar con un premio Pritzker que con un arquitecto gallego. ¿Es una profesión con muchos egos?

-Esto de construir es una cuestión en la que interviene mucha gente y yo le doy valor a todos. Cada día valoro más el trabajo de los obreros que me ayudan a hacer las obras, los respeto y los admiro, y pienso que tienen tanto valor como yo.

-¿Cómo se construye en Galicia? ¿Bien, mal, regular?

-Seguimos construyendo como en la Edad Media, con cemento, ladrillo y arena, y deberíamos poder construir más con destornillador.

-El Pritzker lo concede una cadena de hoteles. Es como si el Nobel de Medicina lo diera un laboratorio farmacéutico…

-El Pritzker tiene dos caras. En general lo han recibido grandes arquitectos y otras veces han sido cuestiones de márketing, más que de arquitectura.

-Precisamente usted trajo aquí, antes de que le dieran el premio, a Paulo Mendes da Rocha, que va a reordenar el campus de Vigo.

-Para mí el tema más interesante es el nuevo modo de estructurar el campus a partir de vías elevadas. Es un proyecto un poquillo ambicioso que pudo haber asustado un poco.

-Esa costumbre de nuestros políticos de impulsar proyectos cuando no hay dinero y que se quedan en el cajón, ¿se da en otros lugares?

-El problema no es solo los proyectos que acaban en el cajón, sino algunos que se llegan a construir. A veces ser nuevo rico no es bueno, porque no se gasta el dinero bien. Todo este dinero de la Unión Europea hizo que todo el mundo quisiera construir edificios, y yo me imagino al que supervisa eso y dice: «Ah, otro centro cultural, otro auditorio, biblioteca…». Que además nacen muertos antes de inaugurarse y también como arquitecturas menores. Ha habido poca rentabilidad social y arquitectónica de ese tipo de inversiones, se ha improvisado demasiado y en muchos casos más que soluciones se han creado problemas.

-Usted no se prodiga mucho fuera de Galicia. ¿No le gusta viajar?

-Nunca he tenido tentaciones de crecer. El mejor trabajo que puedes tener es el que tienes encima de la mesa y el que está cerca de tu casa.

-¿Sobra obra nueva y falta más rehabilitación?

-A veces nos empeñamos en rehabilitar algo y no tiene sentido, a veces rehabilitamos y por no entenderlo lo destrozamos. Una de las asignaturas pendientes es aprender a derribar, sería conveniente hacer un análisis crítico de las ciudades, localizar áreas estratégicas, e incluso sería económicamente rentable derribar y volver a construir, regenerando la ciudad.

-¿Cuándo fue la última vez que le vino un cliente con el boceto de una casa en una hoja de papel cuadriculado?

-Hace unos años llegó un paisano que quería hacer una casa en el rural y me dijo: «Quiero una casa moderna». ¿Y cómo es eso? «Pues los que viven al lado mío siempre hacen la casa de 9 por 9, o de 12 por 12, y yo la quiero de 10 por 12». Ahora me pasa lo contrario, tengo a veces la sensación de que el cliente es más moderno que yo, tengo que frenarlo. Un hogar es un hogar, una vivienda tiene que tener esa cualidad, no puedes hacer una casa para que te hagan una foto en una revista.

-Qué bien, hemos terminado la entrevista y no ha salido la Ciudad de la Cultura…

-A mí me parece más grave lo que ha sucedido en toda Galicia con el despilfarro de equipamientos culturales. A veces, cuando sueño con la Ciudad de la Cultura la imagino como una ruina maravillosa, me parecería un destino fenomenal.

That lineage can be seen in the Rolex Oyster fake watches Perpetual's straightforward and practical design. Legibility is cheap ralph lauren shirts strong and the dial design offers nothing more than is necessary to display the time.