replicas de relojes
replicas de relojes splash
Publicado por admin o 7 junio 2011

Presidente: D. Manuel Abelleira Argibay  presidente.pontevedra@colexiodearquitectos.org
Tesorera: Dña. María Pierres López tesorera.pontevedra@colexiodearquitectos.org
Secretario: D. Wenceslao López Velasco secretario.pontevedra@colexiodearquitectos.org
Podeis contactar directamente con la Junta Directiva a través de la siguiente dirección de correo:
xd.pontevedra@colexiodearquitectos.org

 

Archivado en 27 febrero 2010

Consulta las novedades de empleo en la sección “empleo” de esta web

Escrito por mpierres o 27 febrero 2010

Esta semana se publicaron  3 ofertas de empleo y un anuncio de próxima convocatoria de una plaza de arquitecto municipal. Puedes consultar los detalles de las ofertas en la sección “empleo” de la web.

La crisis de la construcción asfixia a veinte municipios de Pontevedra

Escrito por mpierres o 27 febrero 2010

El Pais - L. VARELA / V. HONORATO - Pontevedra / Santiago - 25/02/2010

El número de viviendas visadas se redujo un 62% en Galicia el año pasado

El bajón de la construcción ha tenido un impacto tal en las arcas de los ayuntamientos que hasta 20 municipios de Pontevedra amenazan con la quiebra, según aseguró ayer el vicepresidente de la Diputación, Xosé Crespo. La crisis del ladrillo y el recorte de ingresos del Estado ha provocado que los ayuntamientos tengan “dificultades para pagar las nóminas”. Crespo basa sus conclusiones en un estudio que ha realizado el organismo provincial.

Con este panorama, el año próximo se presenta “catastrófico” si no se toman “medidas urgentes” que pasarían, por ejemplo, por dejar de pagar el IVA que las administraciones locales “no pueden repercutir”. A una reducción del 25% en los fondos aportados por del Estado, añade Crespo el Plan E que, según dice, “tiene rabo”, por no ser más que “un anticipo a cuenta que agravará aún más la situación”.

Las cifras son abrumadoras: mientras un tercio de la provincia apenas puede hacer frente al salario de los trabajadores, 61 de los 63 ayuntamientos pontevedreses -todos menos Vigo y Pontevedra- “dejaron de ingresar en el periodo 2008-2010 un total de 25,5 millones de euros” por el tijeretazo del Estado. Cangas o Ponteareas son algunos de los consistorios que atraviesan un episodio crítico en lo que a liquidez se refiere.

La propia Diputación, presidida por Rafael Louzán (PP), tampoco escapa a la crisis, como demostró un reciente informe del interventor provincial. El documento, hecho público por el diputado nacionalista César Mosquera, alertaba de que el organismo quedaría casi en quiebra técnica pues “mantiene una espiral de endeudamiento” que alcanzaría el 96% en 2010 y el 108% un año más tarde, a dos puntos de lo permitido, según explicó entonces el nacionalista. El dato ya lo avanzaban los socialistas un año antes, cuando cifraban los números rojos en 115 millones para 2011.

La próxima semana la Diputación tiene previsto convocar a los alcaldes de los municipios afectados para abordar la situación. Pese a que el organismo provincial no reveló el nombre de esos 20 municipios en apuros para no generar “alarma”, el vicepresidente José Manuel Figueroa citó a Cangas, que gobiernan en minoría BNG y PSOE.

Los municipios en crisis no podrán contar con una mejora del negocio inmobiliario para aliviar sus penurias. Así lo ve al menos el tesorero del Colexio Oficial de Arquitectos de Galicia (COAG), José Antonio González, para quien el sector del ladrillo está “en mínimos vitales” en la comunidad. El número de viviendas visadas se redujo en 2009 hasta las 7.708, un 61,8% menos que el año anterior. El descenso es acusado en las dos ciudades principales, A Coruña y Vigo, con menos visados que Santiago, la única ciudad donde, gracias a la promoción pública impulsada desde el Ayuntamiento, la caída no rebasa el 50%.

El COAG , presentó ayer en Santiago el informe Evolución do visado e estado urbanístico das comarcas e concellos de Galicia, un estudio que elabora cada año. De sus datos “fríos y objetivos”, según el presidente de la comisión de visado del COAG, Antonio Freire, se deduce un descenso en todos los sectores. La vivienda pública “no es refugio del sector de la construcción”, y cae al igual que la libre, con sólo 440 visados. Únicamente aguanta el embate de la crisis el sector de la rehabilitación de viviendas, que se mantiene estable desde hace una década.

El visado de un arquitecto a un proyecto de obra es un requisito previo a la construcción. Que las certificaciones bajen no conlleva una disminución proporcional de las obras en marcha sino de las nuevas que se planean. “Después de 2010, algo tiene que subir”, auguró.

Del informe, destaca que A Coruña y Vigo, con datos casi idénticos -689 y 691 visados, respectivamente- fuesen superados por Santiago, que con la tercera parte de la población alcanza los 866. Este contraste se debe, según Freire, a que en la capital de la comunidad autónoma el Ayuntamiento ha apostado por la rehabilitación de casas antiguas y “se ha convertido en promotor”. La concejala de Urbanismo, Mercedes Rosón, atribuye los datos de Santiago no a medidas puntuales tomadas el año pasado, sino a “una política continuada durante la última década”.

“Hoy la gente de la calle sabe más de arquitectura”, entrevista a David Chipperfield

Escrito por mpierres o 27 febrero 2010

R. Ése fue un proyecto muy difícil. Debes hacer los dibujos en tres meses porque hay elecciones. Luego debes parar. A continuación, redibujar porque el nuevo partido quiere hacer suyo el diseño. No hay un cliente real en esas situaciones. Sólo presión. La Ciudad de la Justicia de Barcelona fue un niño sin padres. Y esos niños son difíciles de criar.

El fin del espectáculo arquitectónico

Escrito por mpierres o 27 febrero 2010

El Pais - ANATXU ZABALBEASCOA - A CORUÑA - 25/02/2010

Museo de Literatura Moderna en Marbech am Neckar (Alemania), un diseño de David Chipperfield- CHRISTIAN RICHTERS
Museo de Literatura Moderna en Marbech am Neckar (Alemania), un diseño de David Chipperfield- CHRISTIAN RICHTERS

Mientras los alcaldes de medio mundo se peleaban por ver levantado en su ciudad el edificio más rompedor del momento, el arquitecto británico David Chipperfield dedicaba diez años de su vida a reconstruir lo irreconstruible: el único edificio institucional del antiguo Berlín Este que logró sobrevivir a los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial. ¿Cómo? Renaciendo. ¿Qué hizo Chipperfield? Escucharlo.

En el Neues Museum, el corazón de la isla de los museos berlinesa, el arquitecto de la Ciudad de la Justicia de Barcelona, del edificio Veles i Vents de Valencia o de la remodelación del Paseo del Óvalo, en Teruel, firmó un trabajo lento y minucioso, que combinando dosis de arqueología, historia, diseño y psicología, logró hacer convivir pasado y futuro en uno de los pocos inmuebles con memoria histórica de la capital alemana.

El propio Chipperfield, cuya sobresaliente trayectoria puede visitarse hasta el 30 de mayo en la Fundación Barrié de A Coruña, tiene claro que hoy un proyecto como el berlinés sería imposible: “Los concursos no los ganan las ideas sino las formas”. Y su reconstrucción del museo alemán ganó el concurso con una idea: la de dejar hablar a la historia. Ni momificó el pasado ni trató de maquillar el horror de los bombardeos o las sucesivas vidas del museo -donde hoy se encuentra el famoso busto de Nefertiti- pero que, durante décadas, funcionó como un arsenal.

Chipperfield es uno de los arquitectos más solicitados del mundo. Sólo en el último lustro ha concluido el Museo de Anchorage (en Alaska), el de Des Moines en Iowa, un poblado residencial en Hangzhou (China), el Centro de Estudiantes St. Philips, en Londres, o las oficinas para Novartis en Basilea, por citar unos pocos. Tiene además sobre las mesas de sus 180 empleados la restauración del Castillo Sforzesco de Milán, el eterno proyecto de ampliar el Cementerio de San Michele de Venecia, con una isla artificial, o la Ampliación del Museo de Arte de St. Louis, Missouri, por citar otros pocos.

Con todo, ha sido en Alemania donde este arquitecto británico ha encontrado la fuerza para convencer con su idea de una arquitectura cívica más volcada hacia la construcción de la ciudad que hacia el espectáculo de un momento. No en vano, el RIBA (Royal Institute of British Architects) reconoció con su medalla de oro el Museo de la Literatura Moderna que concluyó en Marbach am Neckar hace tres años.

Y a partir de ahí el arquitecto comenzó a crecer. Y a soltarse. Así, entre los últimos trabajos que pueden verse entre las maquetas y fotografías que componen el recorrido no cronológico de la Fundación Barrié de la Maza, hay cada vez más volúmenes escultóricos, topográficos incluso, a pesar de su composición geométrica.

Proveniente del Design Museum de Londres, la muestra analiza la trayectoria de este arquitecto tan poco británico y tan poco high tech. Moderno a la antigua usanza, Chipperfield se inició con esmerados interiores y logró construir mucho antes en Japón que en el Reino Unido. Luego ha ido creciendo en escala, primero en ambición y despliegue geográfico después, en empleados, a la vez, en imaginación, y, finalmente, en confianza.

Por eso sorprenden, y a la vez se entienden como parte de esa progresión, proyectos como The Hepworth Wakefield, un museo en West Yorkshire desgajado en diez cuerpos trapezoidales y, sin embargo, formando un único y escultural volumen. Ese museo, que contiene una curiosa colección que combina el legado de Barbara Hepworth con el retrato de los diversos alcaldes de la ciudad, se inauguró el martes pasado. Y, siendo su obra más reciente, es una de las piezas más sobresalientes de la exposición de un arquitecto que siempre ha confiado la construcción del futuro en el conocimiento del pasado.

¿Qué significa en arquitectura respetar el pasado? Chipperfield demuestra que el respeto consiste en dejar hablar. No en dar la razón. Responder con más de lo mismo, empleando su mismo idioma formal, a un edificio levantado hace dos siglos hubiera sido una broma incívica. Hubiera sido tratar a los ciudadanos como los espectadores de un circo. Por eso la apuesta expositiva de la Fundación Barrié, comisariada por Rik Nys y Gemma Curtin, es oportuna y significativa. En un momento en que se empiezan a cuestionar muchos de los iconos espectaculares de la última década, juzgándolos como burbujas arquitectónicas separadas de la realidad urbana, Chipperfield arraiga la arquitectura. Y demuestra que, a veces, lo más sutil, como la hermosa vivienda que él mismo se construyó en Corrubedo, puede convertirse en lo más llamativo.

That lineage can be seen in the Rolex Oyster fake watches Perpetual's straightforward and practical design. Legibility is cheap ralph lauren shirts strong and the dial design offers nothing more than is necessary to display the time.