replicas de relojes
replicas de relojes splash
Publicado por admin o 7 junio 2011

Presidente: D. Manuel Abelleira Argibay  presidente.pontevedra@colexiodearquitectos.org
Tesorera: Dña. María Pierres López tesorera.pontevedra@colexiodearquitectos.org
Secretario: D. Wenceslao López Velasco secretario.pontevedra@colexiodearquitectos.org
Podeis contactar directamente con la Junta Directiva a través de la siguiente dirección de correo:
xd.pontevedra@colexiodearquitectos.org

 

Esta vendo España

Gustafson: “Cuatro mástiles de 50 metros serán el icono del Parque Central de Valencia”

Escrito por mpierres o 27 enero 2011

kathryn_gustafson_El Pais- CRISTINA VÁZQUEZ - Valencia - 26/01/2011

Cuatro mástiles de acero pulido serán los iconos del Parque Central. Tendrán 50 metros de altura y se verán desde otros puntos de la ciudad. Así lo ha explicado esta mañana la paisajista norteamericana Kathryn Gustafson, ganadora junto a un equipo multidisciplinar, del concurso para diseñar un parque de 25 hectáreas en el centro de la capital valenciana. Según Gustafson, en su proyecto del Parque Central están presentes aspectos íntimamente unidos a Valencia como la huerta, el agua, la cerámica o la vegetación mediterránea.

“Es un proyecto que llevamos en el corazón y vamos a intentar que sea uno de los parques más bellos de Europa”, ha comentado Gustafson. La paisajista se ha mostrado dispuesta a ser flexible a la hora de hacer cambios en el proyecto, como le exige el Consistorio dirigido por Rita Barberá, pero ha insistido en que el plan de detalle que su equipo presente en seis meses espera que sea muy parecido al que hoy ha explicado en el Salón de Cristal del Ayuntamiento de Valencia.

Esta profesional con más de 30 años de experiencia no ha podido concretar el coste de mantenimiento de este gran espacio verde que cambiará la fisonomía de la ciudad, pero sí ha detallado que todo él está pensado para ser sostenible. Y eso implica, por ejemplo, producir la energía necesaria para el parque, a través de placas fotovoltaicas en los techos de los edificios, y recoger, filtrar y reutilizar el agua de la lluvia, para consumir la menos posible -en el proyecto el agua está presente a través de lagos y canales-. Como afirma Gustafson, el parque se divide en seis cuencos, cada uno con un contenido diferente. Dentro hay diseñado desde un anfiteatro al aire libre, un área de exposición de plantas y árboles mediterráneos, varias plazas, el jardín de los perfumes, de los niños y una extensión dedicada monográficamente a la huerta.

El Parque Central se construirá sobre el suelo liberado progresivamente de las vías férreas con el enterramiento de las líneas de tren hacia una nueva estación. El gran pulmón verde de Valencia costará 72,9 millones de euros.

PROXECTO EN PDF

Vía libre para prolongar la Castellana al norte

Escrito por mpierres o 26 enero 2011

area_afectada_obrasEl Pais- JESÚS SÉRVULO GONZÁLEZ-Madrid - 24.01.2011

La Operación Chamartín, el gran proyecto urbanístico del norte de Madrid, parece regulado por un semáforo. Cada vez que ha recibido luz verde en alguno de los procesos, a los pocos meses se ha encendido una luz roja que lleva dilatándolo durante casi 20 años. Ahora, la Comunidad de Madrid ha emitido el informe de evaluación ambiental que da comienzo a la cuenta atrás para el proyecto con el que se prevé construir 17.000 viviendas en la prolongación de la Castellana, sobre las vías -que serán soterradas- de la estación de Chamartín. La Dirección General de Evaluación Ambiental ha emitido un informe que avala el plan urbanístico parcial diseñado por el Ayuntamiento de Madrid y promovido por la sociedad Desarrollos Urbanísticos de Chamartín (Duch), titular de los derechos de explotación de los terrenos. Cuando el proyecto urbanístico para prolongar la Castellana 2,8 kilómetros tenga el visto bueno definitivo, será uno de los motores económicos de la ciudad y servirá para recuperar las depauperadas cuentas municipales.

El plan contempla la creación de un gran centro de negocios en el norte de la capital, con la construcción de cuatro enormes rascacielos y de una veintena de torres con más de 20 pisos que flanquearán la nueva Castellana ampliada. La operación consiste en soterrar parte de las vías de la estación del norte para liberar unos 3,1 millones de metros cuadrados. Esta zona se convertirá en la mayor operación urbanística de Madrid en los próximos 30 años. Se ha reservado suelo para construir parques y jardines (53 hectáreas), y equipamientos públicos (81 hectáreas). Además, se prevé destinar otras 123 para infraestructuras de comunicación (calles, avenidas y otros medios de transporte).

El 5 de noviembre de 2009, la junta de Gobierno del Consistorio de Madrid, que dirige Alberto Ruiz-Gallardón, aprobó el plan parcial urbanístico de la Operación Chamartín. Poco después lo sacó a información pública para recoger las 129 alegaciones de los ciudadanos y lo remitió a la Comunidad de Madrid. Ahora, con la autorización de Medio Ambiente regional, solo resta que el pleno del Ayuntamiento lo valide. La aprobación definitiva se logrará cuando el Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid rubrique el plan municipal. Esta semana está previsto que se celebre la comisión de urbanismo municipal en la que previsiblemente se debatirá este asunto que está al final del túnel administrativo.

El informe recién aprobado por la Dirección General de Evaluación Ambiental avala el plan municipal pero establece algunos condicionantes. “El plan parcial ha previsto las medidas que desde el punto de vista ambiental corresponden a este nivel de planificación, debiendo atenderse en cualquier caso a los condicionantes establecidos en los informes sectoriales”, señala el documento regional. La Operación Chamartín afecta a más de tres millones de metros cuadrados, que serán compartimentados en unidades de ejecución, miniproyectos para flexibilizar su desarrollo. Por eso, el informe de evaluación ambiental regional precisa que “los proyectos de ejecución deberán someterse a un informe de evaluación ambiental emitido por la Comunidad de Madrid con el fin de valorar los notables impactos ambientales previsibles que llevan aparejados”. Con esta coletilla, la Comunidad de Madrid se asegura la tutela del proyecto y el cumplimiento de todos los requisitos ambientales. El documento concluye: “La aprobación de cualquier proyecto cuya ejecución precise necesariamente de infraestructuras sometidas al procedimiento de evaluación ambiental deberá condicionarse a la tramitación y resolución previa de este”.

Cuando arranque el proyecto, dentro de unos meses, supondrá una importante inyección económica para la ciudad. Está previsto que se creen unos 20.000 empleos en la ejecución de la Operación Chamartín, que supondrá una inversión de 11.000 millones de euros por parte de las tres Administraciones implicadas en el plan (Ministerio de Fomento, Comunidad de Madrid y Ayuntamiento de Madrid). Aunque la inversión no costará dinero a los ciudadanos porque saldrá de las plusvalías generadas con la explotación urbanística de la zona. El plan diseñado por el Consistorio prevé construir 13.000 pisos y otras 4.000 viviendas protegidas en la prolongación de la Castellana hacia el norte con 2,8 kilómetros hasta conectarla con la M-40. Cuando la ambiciosa operación urbanística esté concluida, dentro de 10 o 15 años, vivirán en la zona unas 50.000 personas.

El plan también incluye la ampliación, en 100.000 metros cuadrados adicionales, de la vieja estación ferroviaria de Chamartín. Se ampliará el número de vías, de 21 a 32, para prolongar las líneas del AVE hacía el norte de la ciudad. También se prevé la prolongación de la línea 10 del metro con la construcción de cinco nuevas estaciones del suburbano. En el diseño, presentado hace poco más de un año por Gallardón, está prevista la remodelación del arco norte de la M-30. La idea es construir un subterráneo desde la avenida de la Ilustración hasta la avenida de Pío XII, lo que supondría un coste de 1.400 millones de euros. La idea es crear una “nueva centralidad” en el norte de la ciudad, con un “proyecto de reconstrucción urbana que aprovecha los suelos ferroviarios e industriales obsoletos”.

Cuando comience la ejecución de la Operación Chamartín, rebautizado como prolongación de la Castellana, quedarán atrás 20 años de disputas entre Administraciones, trabas administrativas y pausas por intereses mercantiles. El plan original vio la luz en octubre de 1993, cuando Renfe sacó a concurso un proyecto para dotar de uso y gestionar la explotación de los terrenos que ocupaban las vías de la estación de Chamartín. La idea original era ampliar la Castellana. Se hizo con el contrato Argentaria, luego absorbida por BBVA, con un proyecto de Ricardo Bofill. Ahora el plan original ha sido retocado y mejorado por el arquitecto José María Ezquiaga.

Casi 20 años de anuncios y negociaciones

- En octubre de 1993 Renfe convocó un concurso para explotar y dotar de uso 610.000 metros cuadrados de su propiedad ocupados por las vías de la estación de Chamartín. Unos días antes se conoció el proyecto de Argentaria, elaborado por el arquitecto Ricardo Bofill, para desarrollar urbanísticamente la zona.

- En junio de 1996, el Ayuntamiento de Madrid suscribió un convenio con varios propietarios de terrenos. El acuerdo suponía el pistoletazo de salida a la Operación Chamartín, que consistía en la recalificación de suelo para construir 1.000 viviendas a cambio de que los promotores, Renfe y Argentaria, fundamentalmente, financiaran los equipamientos de transportes.

- En julio de 1998, el Ayuntamiento avaló el estudio económico realizado por la sociedad Desarrollo Urbanístico de Chamartín (DUCH) sobre la operación que preveía ampliar la Castellana hasta la M-40. El coste estimado entonces rondaba los 1.000 millones de euros y el proyecto incluía la construcción de 56 nuevas calles.

- En septiembre del mismo año, el entonces consejero de Obras Públicas, Luis Eduardo Cortés, anunció su intención de presentar un proyecto para permitir la construcción de 12 rascacielos en los terrenos de la Operación Chamartín.

- En 1999, el Ayuntamiento de Madrid elevó la edificabilidad en el futuro desarrollo urbanístico un 25%. La medida permitiría construir 14.000 viviendas de precio libre. Además, se reservó suelo para levantar viviendas protegidas.

- En diciembre de 1999, el Ayuntamiento de Madrid aprobó el inicio del proceso para hacer una modificación puntual de su plan general urbanístico para ampliar en tres kilómetros la Castellana y poder construir en la nueva zona.

- En 2002, el Consistorio de la capital aprobó la modificación puntual en el PGOU que afectaba al desarrollo de Chamartín.

- En 2005, Esperanza Aguirre, presidenta de Madrid, y Alberto Ruiz-Gallardón, alcalde de la ciudad, culparon al Ministerio de Fomento de paralizar el proyecto.

- En 2006, el Ministerio de Fomento alcanzó un acuerdo con Duch, los gestores del suelo: a cambio de 2.000 millones, la empresa construiría pisos baratos.

- En diciembre de 2008,

más de 15 años después de planearse la operación, el Ayuntamiento de Madrid y Fomento firmaron el convenio que dará luz verde a la mayor operación urbanística de Madrid para los próximos 30 años. Se construirá un nuevo barrio sobre las vías (soterradas) de Chamartín. El proyecto tenía un coste estimado de 11.000 millones.

- En diciembre de 2009, Gallardón aprobó el plan parcial definitivo.

Una arquitectura contagiosa

Escrito por mpierres o 3 enero 2011

edificios-de-bopbaa-y-coll-leclercEl País - 26/12/2010

Algunos arquitectos se han dado cuenta de que la ciudad y el ciudadano se benefician cuando ellos dejan de competir. O cuando deciden competir juntos. En Barcelona, un nuevo barrio de viviendas sociales de alquiler busca trazar un puente entre el antiguo y conflictivo vecindario de La Mina y la fachada mediática del edificio Fórum, de Herzog & De Meuron, uno de los pocos inmuebles fallidos de los brillantes proyectistas suizos. Más allá de los restos de los fastos que transformaron una depuradora en plaza pública, el vecindario tiene otras joyas arquitectónicas, como el geriátrico de Lluis Clotet e Ignacio Paricio, un edificio orgánico y racional, vestido sutilmente con persianas de aluminio.

Justo a un lado de ese centro, tres bloques de viviendas de protección oficial dicen algo juntos. Fue precisamente la admiración por el geriátrico lo que sugirió la idea de actuar por contagio. “Lo mejor”, cuenta Josep Bohigas, de Bopbaa, autores del último bloque de la manzana, “es que sucedió sin premeditación. Ocurrió”. Tanto ellos, como Coll Leclerc -galardonados este año por la mejor vivienda social levantada en Cataluña- y Gustau Gili Galfetti, autores de los tres inmuebles, actuaron vigilándose. Más que controlarse, aprovecharon los distintos plazos en la construcción de sus edificios para sembrar coincidencias. Se contagiaron. Así, Bopbaa parece haber tomado prestada la perfilería de aluminio de Clotet-Paricio para cerrar sus terrazas de acceso, Jaime Coll y Judith Leclerc aligeraron ese elemento y Gustau Gili ensayó su idea de un bloque construido en seco, con módulos metálicos acoplables a una estructura prefabricada de hormigón.

La decisión de convertir el interior de manzana en una plaza común sentó el tono final del barrio: los pisos no serían introvertidos. Se trataba de celebrar la vida en la calle. Y así lo han hecho. Sobre el aparcamiento común, los vecinos comparten patio-plaza. Ha crecido la hierba y el vecindario contagia optimismo.

Al bloque de 14 viviendas diseñado por Bopbaa se accede por las terrazas, que doblan la superficie de la sala de estar durante el buen tiempo. En el interior, un espacio diáfano y con luz de ambas fachadas concentra la mayoría de los metros. Se trata de celebrar la temporalidad, de sacarle partido a una terraza y a un lugar de paso, como recuerdan el negro y el amarillo de la fachada, que remiten a los taxis de la ciudad.

A su lado, el edificio de Coll Leclerc también celebra la luz. Sus 42 viviendas tienen 12 metros de fachada y cinco de profundidad. Es decir: mucho aire y grandes vistas. Aquí las habitaciones no se estrenan con el nombre escrito. Son intercambiables. Están distribuidas en una franja reconfigurable. Todas tienen la misma ventilación, iluminación, asoleo, tamaño y vistas. Es el inquilino, y no el arquitecto o la inmobiliaria, quien decide cómo quiere vivir.

Las fachadas traseras de todos estos inmuebles invitan a reconquistar los espacios abiertos: a abrir las ventanas, a perderle miedo a la convivencia. Y esa iniciativa es doblemente valiosa al aterrizar así, sin cerrojos ni miedos aparentes, en una zona marginada por años de mala reputación. Ojalá funcione el contagio.

De momento, el barrio respira aire fresco. Esta nueva manzana no parece Barcelona. Tiene un aspecto liviano, nórdico. Los inmuebles comparten veneración por el sol, por los subrayados en color y por el fomento de la vida comunitaria. Toda la arquitectura habla de convivencia.

El Sindicato de Arquitectos de España publica el primer estudio sobre el sector de la arquitectura

Escrito por mpierres o 7 diciembre 2010

Fonte:  Scalae.net

El estudio desvela que un tercio de los arquitectos españoles está en paro, tan sólo un 3,1% cobra el subsidio de desempleo y que el 25,76% de los arquitectos trabaja bajo la figura ilegal del falso autónomo.

El 32,4% de los arquitectos está en paro y tan sólo un 3,1% cobra el subsidio de desempleo, según un estudio realizado por el Sindicato de Arquitectos (SARQ) que engloba a más de 1.800 profesionales.

El informe también señala que el 25,76% de los arquitectos trabaja bajo la figura ilegal del falso autónomo, un porcentaje que en los dos años anteriores alcanzaba el 60% y que ha descendido dado que ahora muchos de esos trabajadores también se encuentran en paro.

Este estudio recoge, por primera vez, a los arquitectos no colegiados, que no habían sido tenidos en cuenta en anteriores estudios del sector y que según esta encuesta representan el 36,9% de los arquitectos titulados.

Respecto al sueldo, los datos muestran que el 30,7% de los arquitectos cobra entre los 6.600 y los 15.000 euros brutos anuales y el 73% de ellos no llegan al mínimo obligatorio que establece el convenio nacional existente para oficios equiparables al de arquitecto, que es de 22.826 euros brutos anuales.

Por último, la formación ha mostrado preocupación ante el alto porcentaje de parados de larga duración, ya que los desempleados del colectivo que llevan entre uno y tres años sin trabajo representan el 32,87% y aquellos que están en desempleo desde hace más de tres años el 2,77%.

Para más información se puede consultar el pdf con el estudio completo.

El Museo de Medina Azahara recibe el Premio Aga Khan

Escrito por mpierres o 24 noviembre 2010

El Pais - SANTIAGO BELAUSTEGUIGOITIA - Sevilla - 24/11/2010

museo_medina_azaharaEl Museo de Medina Azahara, en Córdoba, ha sido reconocido hoy con el Premio Aga Khan de Arquitectura de 2010. El galardón ha llegado cuando se cumplen 25 años de la creación del conjunto arqueológico. El Museo de Medina Azahara es obra de los arquitectos Fuensanta Nieto y Enrique Soberano. Fue inaugurado en octubre de 2009. El museo tiene la función de conservar y difundir los restos de la antigua ciudad palatina cuya construcción fue ordenada por Abderramán III en el siglo X.

Este galardón internacional, creado por el Aga Khan en 1977, se otorga a relevantes proyectos arquitectónicos, urbanísticos o paisajísticos vinculados al mundo musulmán. El premio reconoce intervenciones de excelencia en los campos del diseño contemporáneo, la vivienda social, la conservación del patrimonio histórico o la protección del medio ambiente.

El jurado de la edición de 2010 ha estado formado por un reconocido grupo de arquitectos, urbanistas e ingenieros internacionales. A la hora de otorgar el galardón, el jurado ha hecho hincapié en la unión entre museología y arqueología y su armoniosa integración en el paisaje. “El Museo de Medina Azahara es un símbolo de la convivencia que evoca el nombre de Andalucía y atestigua que, de hecho, Córdoba es el futuro, no solo el pasado”, afirma el jurado del Premio Aga Khan.

La construcción de este espacio ha dotado al Conjunto Arqueológico de Medina Azahara de una moderna infraestructura ideada para facilitar la comprensión. Se trata de uno de los principales sitios arqueológicos europeos de época medieval. Solo está excavado en un 11%. Es un edificio semienterrado de 7.300 metros cuadrados de superficie construida, muros de hormigón blanco, encofrado de tabla de madera, cubiertas de acero y patios de piedra caliza. El edificio incluye espacios para el desarrollo de actividades de carácter cultural, didáctico y de conservación, así como un auditorio, salas expositivas, bibliotecas, aulas y talleres.

El Museo de Medina Azahara se suma a una lista de proyectos premiados durante los 33 años de historia del galardón. En ella figuran el Instituto del Mundo Árabe en París, de Jean Nouvel; la Universidad de Tecnología Petronas en Malasia, de Norman Foster; una escuela de primaria en Burkina Faso del arquitecto local Diebédo Francis Keré; el aeropuerto internacional Rey Abdulaziz en Arabia Saudí, del estudio estadounidense de arquitectura SOM; y la Biblioteca de Alejandría, de los noruegos Snohetta. El premio se entrega cada tres años.

El consejero andaluz de Cultura, Paulino Plata, será el encargado de recoger esta tarde en Doha (Qatar) el galardón. Lo hará durante una ceremonia que se celebrará en el Museo de Arte Islámico y que estará presidida por el Aga Khan y el emir de Qatar. “Este premio es un reconocimiento de enorme importancia para Córdoba, Medina Azahara y este proyecto específico. El premio es un símbolo de la convivencia que evoca el nombre de Andalucía y que señala que Córdoba no solo es pasado sino futuro. Este proyecto es un ejemplo de una relación muy positiva entre museología y arqueología que se unen con armonía”, ha afirmado Plata. El consejero ha recordado que “ha habido 500 propuestas y que finalmente han sido cuatro las premiadas”. “Un museo con contenidos como este contribuye a explicar los valores que hay en nuestra historia y es una forma de asegurarnos el bienestar futuro. Desde que se inauguró el museo han aumentado un 11% las visitas”, ha concluido Plata.

Hablan los próximos arquitectos

Escrito por mpierres o 25 octubre 2010

8 CASAS INSCRITAS Y TRES PATIOS en Satna Lucía de Tirajana, Gran Canaria. De Pedro Romera y Ángela Ruiz. El Pais - blog - Del tirador a la ciudad - Anatxu Zabalbeascoa - 25 de Octubre 2010

En la ETSAM, 24 arquitectos, de los más de 500 que presentaron sus proyectos al concurso Arquia Próxima convocado por la Fundación Caja de Arquitectos para elegir los mejores trabajos firmados por arquitectos titulados hace menos de diez años, hablaron el jueves pasado de sus obras y de sus preocupaciones. Lo que sigue son algunas de las ideas que se barajaron en el debate que siguió a las presentaciones:

-Carlos Quintans, arquitecto, editor y comisario de esta selección Arquia Próxima, (sobre el escenario): “Otros países ya habían descubierto la docencia de la arquitectura como un negocio. En España hoy hay más escuelas y más alumnos con resultados extremadamente desiguales”. “Los mejores ejemplos de arquitectura hoy se encuentran fuera del espectro legal. Son alegales. Los concursos los gana quien hace el proyecto más acorde con la crítica del momento”. “La bajada de honorarios con el único objetivo de conseguir la captura del cliente ha llegado hasta los límites de la dignidad”.

-Santiago Cirugeda, arquitecto, fundador de Recetas Urbanas, (sobre el escenario): “Las universidades de otros países contraen obligaciones con la sociedad. La nuestra no. ¿Cómo vamos a contagiar responsabilidad civil a los ciudadanos?”. “Estamos mendigando por más concursos, pero las bases no las estamos cambiando. Echo en falta una pelea de más nivel para cambiar las estructuras de las universidades y los concursos”.

-Francisco Cifuentes, arquitecto, (sobre el escenario): “Estamos con la mirada cerrada, sin conexión con la sociedad. No se trata de renunciar a construir, pero si queremos hablar de cambio salgamos a la calle”.

-Alberto Sánchez, arquitecto, (entre el público): “Nos toca aguantar con la basura que nos queda. Si las instituciones revientan, que revienten en la basura de su inmovilismo. Nos iría mucho mejor sin esta panda de burócratas: los colegios y las instituciones tienen que reciclarse o desaparecer”. “Lo que está pasando es que existen unas estructuras que a mí no me dan respuestas. ¿Para qué pagamos el visado? No lo entiendo. ¿El que más paga es el mejor arquitecto? Tenemos que aprovechar para apretar”.

-Ricardo Sánchez Lampreave, arquitecto, (sobre el escenario): “La arquitectura se ha convertido en algo transversal. Una revista, o un programa de radio, pueden hacer arquitectura. Las posibilidades son muchas, y el compromiso uno: el de cada uno con su trabajo”.

-Edgar González, arquitecto y bloguero, (entre el público): “No hay nada que cambiar. La arquitectura ya cambió y perdimos. Hay quien se ha enterado y quien no. No hay más”.

-Félix Arranz, arquitecto y editor, (sobre el escenario): “Hoy es guay el no discurso. Pero tenemos que ser muy cautos. En esa línea, el magisterio de personas como Quetglas, que siempre que explican algo al final dicen que es mentira, es impagable”. “Nunca hubo más arquitectos. Y la arquitectura nunca ha estado tanto en los medios. Cuesta más llegar al trabajo. Es importante este momento de cambio para pensar dónde está hoy la arquitectura”.

-Marina Romero, arquitecta y editora, (entre el público): “Me preocupa que siempre que se habla de la dignidad del arquitecto sea en relación con la economía. Yo he trabajado sin cobrar y me considero afortunada por todo lo que aprendí”.

-Alguien del público citó a Lacatton y Vassal: “Nuestros edificios serán muy baratos, pero nuestros honorarios no lo serán”.

Hay vida más allá de la supervivencia

Escrito por mpierres o 12 octubre 2010

vpo20pardinyesb010El Pais - ANATXU ZABALBEASCOA - Lleida-12-10.2010

La vida en Pardinyes, detrás de la estación leridana del AVE, junto al parque de La Mitjana -el más extenso de la ciudad- y no lejos del nuevo emblema urbano, el auditorio de la Llotja, hace tiempo que dejó de ser la de un suburbio para convertirse en un vecindario residencial en el que las nuevas viviendas de protección oficial aportan dignidad.

En ese marco, el estudio de arquitectura barcelonés Coll-Leclerc levantó unos pisos de alquiler que se han hecho con el premio a la mejor vivienda social levantada en Cataluña en los últimos dos años. Los residentes pagan 310 euros al mes por los pisos de 58 metros cuadrados de la calle de Vicenç Ximenis que Jaume Coll y Judith Leclerc -que ya recibieran el Premio Nacional de Vivienda y el Ciudad de Barcelona, por otros apartamentos de alquiler- diseñaron sin desperdiciar un centímetro. Por eso tienen las ventajas de los espacios abiertos, pero evitan la mayoría de sus sacrificios. ¿Cómo lo lograron?

Un único portal, con puerta de celosía metálica que podría ser la de un garaje, da paso a un patio central al que mira la fachada interna de los pisos. No hay peldaños. Hasta allí se puede llevar rodando una bicicleta. O una silla de ruedas. Dentro, el acceso a los apartamentos recuerda más la entrada a una vivienda adosada, con doble corredera y una galería-porche para tender la ropa, acomodar una hamaca o aparcar la bicicleta, que a la puerta de los pisos convencionales. Con ventilación cruzada y fachada a la calle y al jardín comunitario, los pisos son espacios abiertos y contemporáneos en los que es posible vivir sin estrecheces físicas -gracias al juego de puertas correderas que permite sumar espacios-, pero a la vez consiguen rincones para la intimidad en menos de 60 metros cuadrados. La clave está en que los arquitectos han sabido dividir los metros sin romperlos.

Cuenta Jaume Coll que de entre todas las fórmulas para ahorrar metros cuadrados (prescindir de pasillos, evitar recibidores…) la que menos les convence es la más empleada, la que termina por convertir el salón-comedor-cocina en un lugar de paso: “Se pierde entonces la noción de descanso que asociamos al sofá”. Para evitar la sala única, los arquitectos idearon una distribución reversible, salón y comedor separados, pero unidos, por la cocina. Una misma puerta corredera cierra la sala o el baño (a su vez dividido en dos) logrando un juego de espacios transformables para una vida casi abierta, como en un loft, o, casi dividida, como en un piso tradicional.

Los 44 pisos están organizados en dos bloques que forman una L en la esquina entre dos calles y todos cuentan con un mínimo de la hora de exposición solar al día, que requería el Incasol (Instituto Catalán del Suelo) promotor del proyecto. Con estructura de hormigón e interiores libres de pilares -están alineados en el perímetro- las fachadas están abrigadas por chapa galvanizada ondulada en el exterior y por paneles de policarbonato para paliar el viento en el acceso tipo corrala del interior. Ambas fachadas están mordidas por los porches que llevan luz al interior de los pisos y además rompen la habitual monotonía de las viviendas de protección oficial. Con plaza de aparcamiento (con luz natural) estas viviendas ofrecen vida más allá de la supervivencia.

Arquitectura combativa contra la mediocridad

Escrito por mpierres o 10 octubre 2010

Patios del IES Rafal, ganador el FAD de arquitectura

Patios del IES Rafal, ganador el FAD de arquitectura DUCCIO MALAGAMBA | 09-10-2010

El Pais - CATALINA SERRA - Barcelona - 09/10/2010

La primera vez que Francisco Levia fue a ver el pequeño solar en las afueras de Rafal (Alicante), en donde su equipo había ganado el concurso para construir un instituto de secundaria, lo que allí encontró eran campos de naranjos. Corría el año 2003 y la burbuja inmobiliaria aún se estaba hinchando. “El proyecto se atrasó. La siguiente vez ya había viales y estaba todo listo para construir unas espantosas viviendas unifamiliares, cada una con su jardincito privado y sin ningún espacio público en la urbanización”, comenta Levia. “Decidimos cambiar el proyecto y distanciarnos por completo del contexto, cerrar el instituto sobre sí mismo y construir un entorno interior lo más apasionante posible”. Aunque aún falta una importante parte de ajardinamiento interior que modificará por completo el aspecto del duro hormigón que ahora dan los patios, el proyecto impactó y el miércoles ganó el premio FAD en la categoría de arquitectura en una digna y dura disputa con el Centro de Tecnificación del Embalse Gabriel y Galán de Cáceres, de José María Sánchez, que acabó recibiendo una mención.

El jurado, que presidía Jordi Garcés, calificó el IES Rafal de Francisco Leiva, director junto a la paisajista María García del multidisplinar Grupo Aranea, de “oasis” y resaltó la “espléndida naturalidad” con la que resuelven el programa educativo. Para Levia fue “un trabajo de emergencia, un reto complicado ante un contexto en el que tienes que posicionarte”. “Es un proyecto militante, combativo, aunque no queremos encasillarnos y nos gusta también hacer edificios sensuales y abiertos”.

Es curioso que el otro gran premio arquitectónico de estos FAD, el de ciudad y paisajismo, también se haya ido a Alicante. Aquí lo que se ha premiado es la bella sutileza de Carles Ferrater, último Premio Nacional de Arquitectura, y de Xavir Martí a la hora de coser la relación entre los rascacielos de Benidorm y su playa de poniente. Su proyecto de paseo marítimo es ya uno de los grandes hitos del paisajismo reciente gracias, según el jurado, a su “espléndida y sofisticada topografía”.

En interiorismo los premios han demostrado en esta edición mayor originalidad. El galardón ha recaído en una propuesta de Merche Alcalá y Marion Dönneweg que consiste en una barra para cócteles que puede ser trasladada a través de módulos al estilo de las suitcases de los conciertos. “Lo que nos interesa es definir el proyecto desde el inicio, no solo la forma sino también su concepto, como antes hicimos con las Happy pills“, comenta Alcalá. Más tradicional, el galardón en la categoría de espacíos efímeros recayó en el montaje de los hermanos Aires Mateus para la exposición Weltliteratur en la lisboeta Fundación Gulbenkian.

El FAD premia un instituto de la periferia de Alicante

Escrito por mpierres o 8 octubre 2010

Centro actividades físico-deportivas y de ocio en el embalse Gabriel (Cáceres)

Centro actividades físico-deportivas y de ocio en el embalse Gabriel (Cáceres)

El Pais - Barcelona - 08.10.2010

El fallo lo define como “un oasis” en un territorio “ultrajado” por los excesos desarrollistas que asolan numerosas periferias urbanas españolas. El jurado del premio FAD de arquitectura, que ha presidido Jordi Garcés, otorgó ayer el galardón en la categoría de arquitectura al IES Rafal, en Alicante, del grupo Aranea, un estudio multidisciplinar dirigido por el arquitecto Francisco Leiva y la paisajista María García. Construido en hormigón y de aspecto exterior duro, el edificio se repliega hacia el interior configurando varios patios y logrando, según Garcés, responder brillantemente con una “complejidad muy elaborada a los muchos requerimientos del proyecto”. Aunque el premio se otorgó por consenso, hasta el último momento estuvo en liza con otra obra también muy enraizada en el paisaje, el tenue círculo que conforma el centro deportivo del embalse Gabriel y Galán de Cáceres, de José María Sánchez, al que el jurado otorgó finalmente una mención.

En la categoría de ciudad y paisaje el galardón recayó en el más conocido paseo marítimo de la Playa de Poniente de Benidorm, de Carles Ferrater y Xavier Martí. Para el jurado, es “una espléndida y sofisticada topografía que permite separar y unir dos mundos”, el de los rascacielos de la ciudad y la playa.

El montaje que creaba la ilusión de una pequeña ciudad de la exposición Weltliteratur, realizada en la Fundación Calouste Gulenkian de Lisboa por Francisco y Manuel Aires Mateus, ha ganado el premio en la categoría de intervenciones efímeras y el original bar móvil I+Drink, que permite trasladar las barras de catering para servir cócteles, que idearon Merche Alcalá y Marion Dónneweg en Oviedo ha conseguido el galardón en la categoría de interiorismo.

En esta 52ª edición de estos prestigiosos galardones de ámbito ibérico han participado 541 obras de las que resultaron finalistas 20 obras. La entrega, celebrada ayer por la noche en la sede del FAD (Fomento del Arte y el Diseño), puso punto final a la Setmana de la Arquitectura, que la entidad ha centrado este año en el tema de la reutilización y la rehabilitación. Durante estos días se ha presentado también un libro que recoge 50 años, de 1958 a 2008, de estos conocidos premios de arquitectura.

Arquitectos en apuros

A remolque del derrumbe de la construcción, los arquitectos son uno de los colectivos que más acusan la crisis. No es extraño que estén rumiando cómo aplicar sus conocimientos en otras áreas. Si Arquinset, la semana de arquitectura del FAD, se ha centrado en el tema de la rehabilitación y en cómo repensar la disciplina, Eme3, el festival internacional de arquitectura que hasta mañana se celebra en el CCCB, se ha centrado también en las formas en que puede redefinirse el papel de la profesión a través de conferencias, talleres, pase de documentales y el tradicional mercado de propuestas.

Lo cierto es que el propio festival se ha visto afectado por esta precariedad en la que ha centrado esta quinta edición. Si en 2009 contó con 300.000 euros de presupuesto, este año el recorte de las subvenciones, especialmente de la Generalitat, lo han reducido a una cuarta parte. “Estuvimos a punto de suspenderlo en julio”, comenta Javier Planas, su director, “pero al final optamos por hacerlo con mucho voluntariado y contando con el apoyo de los participantes, que no han cobrado y se alojan en el ático que nos ha cedido el Instituto Francés”.

Las actividades se han centrado, cómo no, “en la manera en que profesionales de distintos países se han unido creando redes y cómo se están buscando nuevas maneras de desarrollar proyectos paralelos”, sea en el campo teórico o ampliando el ámbito arquitectónico a la gestión social y urbana. La entrada del festival (www.em3.org) sirve también para ver las exposiciones Laberints en el CCCB y Full Print 3D, en el Dhub.

Los apuntes de Moneo

Escrito por mpierres o 5 octubre 2010

rafale-moneo-apuntesEl Pais - Anatxu Zabalbeascoa - 04.10.2010

Más de dos décadas les ha costado a un puñado de editores que Rafael Moneo reúna en un libro sus proyectos. O casi todos sus proyectos, 21, según el criterio de explicar los razonamientos que hay detrás de las obras que le han “permitido plantear las cuestiones que más le han interesado como arquitecto”.

Es el propio Moneo quien ha escrito todos los textos del libro Apuntes de 21 proyectos cuya edición española ha publicado Gustavo Gili. Se trata de un volumen que es, en sí mismo, una lección magistral del único Pritzker español, un compendio de las ideas y conclusiones de la vida profesional de uno de los más ilustres profesores de varias escuelas de arquitectura y un resumen del debate arquitectónico de las últimas cuatro décadas, el tiempo que recorren los edificios analizados en el libro, al principio adscritos a ese debate y, hacia el final, enfrentados a los tiempos de la fragmentación.
Así, los minuciosos textos de Moneo están tan plagados de razones como sembrados de ideas que, con frecuencia, pueden leerse como aforismos: “El plano vertical, el momento de la verdad del proyecto”. Pero es tal vez la falta de fisuras en la explicación, paradójicamente obtenida con la sobresaliente argumentación que hay detrás de las decisiones del arquitecto, la que hace que los trabajos se puedan entender, tras la lectura, como la única solución posible. Y no como una de ellas, la elegida por Moneo.
El libro -sin prólogo ni epílogo, con un simple prefacio del arquitecto en el que se advierte precisamente sobre la voluntad de “dar razón de los principios que han inspirado y guiado mi trabajo”- está dedicado a sus hijas y no quiere ser ni una monografía ni una antología. Es la recopilación de los apuntes del alumno más aplicado al final de su carrera como profesor. Se inicia con el Edificio de viviendas Urumea (1968-73) en San Sebastián y se cierra con la Ampliación del Museo del Prado (1998-2007). Entre tanto, las 659 páginas le dan pie a Moneo a hablar de “el esfuerzo de la arquitectura de los setenta por instalarse en un mundo ya construido” (Edificio Bankinter), la reparación de una plaza con un edificio espectador de la catedral (Ayuntamiento de Murcia), del museo como lugar desde el que recuperar la conciencia ciudadana (Moderna Museet de Estocolmo), de que todo su trabajo en la catedral de Los Ángeles “está marcado por la presencia simultánea del interés que como arquitecto me infundía el construir una catedral y el temor que, como conocedor de los entresijos de la Iglesia, me inspiraba asumir la responsabilidad de levantar un lugar sagrado” o de cómo las sucesivas intervenciones de Chueca y Lorente, José María Muguruza y Francisco Rodríguez de Partearroyo “mostraron lo anchas que han sido las espaldas del museo (del Prado) para recibir el peso que sobre su arquitectura han implicado todas estas actuaciones”. “El Museo del Prado muestra una vez más cómo los edificios están abocados a crecer. (…) La historia de la arquitectura dice que ese crecimiento no supone necesariamente la pérdida de sus atributos más valiosos”.

Más allá de su función, los proyectos de Moneo se convierten, analizados en este libro, en transmisores de un mensaje sobre cómo abordar el futuro conociendo el pasado que es el legado del arquitecto. “Entender la catedral como paradigma de la tecnología más avanzada, tal como ocurrió en la Edad Media, no parece oportuno, ya que la construcción no es el campo al que el conocimiento científico contemporáneo ha prestado más atención”.
Imágenes históricas y contextuales, dibujos (“que anticipan las intenciones del arquitecto”) y nuevas fotografías de los trabajos (para probar cómo se enfrentan los edificios al paso del tiempo, algo que Moneo considera vital) completan el libro que ha “cuidado”  (Moneo le agradece la compañía en la redacción de los textos) Laura Martínez de Guereñu.

Es un gesto de responsabilidad y generosidad, pero evidentemente también de control, que Moneo haya querido analizar personalmente sus proyectos. Es un gesto de rigor que haya esperado a tener 73 años y una obra universal, y rara vez públicamente cuestionada, para hacerlo explicando su génesis y desarrollo. Casi como si examinara una obra ajena –él mismo señala que fueron los comentarios sobre las obras de sus colegas que, durante años, ha realizado en sus clases lo que le llevó a pensar que podría hacer lo mismo con su obra- pero, naturalmente, con el conocimiento de quien explica lo que ha pensado y decidido, aborda el análisis de las razones que hay detrás de los proyectos. El resultado son 21 análisis de 21situaciones (con todas sus facetas exprimidas y medidas) y la explicación de 21 estrategias de actuación. En las páginas de su libro, Moneo evita la subjetividad. Habla como un cirujano diseccionando sus ideas y obras. Y esa elección rigurosamente analítica lo retrata. El reconocido como mejor arquitecto nacional aparece como un profesional muy consciente de las implicaciones que conlleva un uso ligero de la libertad. Pero también como un arquitecto con poca vivienda –un único edificio en el libro- y con una obra más cercana a las ciudades que a las personas, un profesional que se ha adentrado en el futuro observando el paso del tiempo en el pasado. Alguien que ha entendido la necesidad de su profesión de atender a la historia, la existencia y los lugares como su mejor aportación posible.

That lineage can be seen in the Rolex Oyster fake watches Perpetual's straightforward and practical design. Legibility is cheap ralph lauren shirts strong and the dial design offers nothing more than is necessary to display the time.