replicas de relojes
replicas de relojes splash
Publicado por admin o 7 junio 2011

Presidente: D. Manuel Abelleira Argibay  presidente.pontevedra@colexiodearquitectos.org
Tesorera: Dña. María Pierres López tesorera.pontevedra@colexiodearquitectos.org
Secretario: D. Wenceslao López Velasco secretario.pontevedra@colexiodearquitectos.org
Podeis contactar directamente con la Junta Directiva a través de la siguiente dirección de correo:
xd.pontevedra@colexiodearquitectos.org

 

Esta vendo lei do solo

La Xunta rectifica otra vez y ya no desprotegerá todo el suelo rústico

Escrito por mpierres o 4 noviembre 2010

La Voz de Galicia - Jose Precedo-Pablo López - 3.11.2010

La Lei de Acompañamento dos Orzamentos volverá al Consello de la Xunta para ser modificada sólo dos semanas después de que el Gobierno le diese el visto bueno en una reunión extraordinaria celebrada el martes 19 de octubre que sirvió para aprobar las cuentas públicas de 2011. De este modo, la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas que preside Agustín Hernández pretende evitar cualquier “inseguridad jurídica” derivada de la nueva redacción de la Lei do Solo que la Xunta ha modificado utilizando el trámite presupuestario para rebajar la protección a los suelos rústicos de protección agropecuaria y forestal.

Finalmente, después de que EL PAÍS publicase ayer que el texto literal de la norma, una vez modificada, suprimía la especial protección de los cauces de los ríos, de los 200 primeros metros de la costa, de los espacios naturales, del paisaje, de infraestructuras o de aquellas zonas que tengan un especial interés patrimonial, artístico o histórico, la consellería de Hernández ha decidido modificarlo de nuevo para “evitar que la actual redacción dé pie a cualquier posible interpretación del citado artículo”.

El propio Agustín Hernández explicó ayer a este diario que nunca estuvo en su ánimo desproteger todos esos suelos y que el error se debió a que el nuevo enunciado sólo incluyó los dos apartados que se modificaron, sin aclarar que los otros seis seguían vigentes y con la misma redacción. La argumentación es similar a la que su departamento ofreció el pasado viernes a este diario -”no hay ninguna intención de desproteger nuevos suelos”-, si bien entonces la consellería negó que el texto, donde se suprimían esas seis categorías, llevase a confusión y ni tan siquiera contempló la opción de tener que rehacerlo.

Ahora, para deshacer este entuerto legal, la Xunta “realizará las matizaciones o puntualizaciones pertinentes para que no exista ninguna duda al respecto de las modificaciones previstas”. Y aclara que los únicos suelos que perderán su blindaje son los rústicos de protección agropecuaria o forestal para permitir la instalación de industrias. Este cambio, según explican fuentes de Medio Ambiente, está pensado para evitar los problemas legales que impiden desarrollar la Plataforma Logística Industrial Salvaterra As Neves afectada por una sentencia judicial que anula un tercio del macropolígono industrial donde prevé instalar Mitsubishi su fábrica de baterías, una iniciativa empresarial clave para el sector del autómovil.

La modificación, en cualquier caso, afecta a todos los suelos rústicos agropecuarios o forestales que podrán, de ahora en adelante, albergar naves empresariales siempre que cuenten con un informe favorable que debe emitir la propia consellería de Hernández.

Según explica el Gobierno gallego, el resto de epígrafes de la ley del suelo (los que afectan a las otras seis categorías de especial protección) permanecen “invariables”. Será la Consellería de Facenda -responsable de haber tramitado la ley de acompañamiento- la que efectuará una “modificación técnica” en la norma para subsanar “el error”. Una vez corregido, pasará de nuevo por el Consello de la Xunta que le dará el visto bueno, antes de que regrese al Parlamento para su posterior tramitación, vistas las aportaciones de los distintos grupos.

Desde que se aprobaron los presupuestos para 2011 otros conselleiros admitieron también “errores” en sus cuentas. El titular de Educación, Jesús Vázquez, cinco días después de que EL PAÍS publicase que los fondos para becas caen a la mitad, alegó que se trataba de un error que sería solventado en la tramitación parlamentaria. La propia titular de Facenda, cuando tuvo que comparecer, asumió el mea culpa de una partida prevista para el futuro hospital de Vigo que también habrá de ser revisada en el hemiciclo.

El PP aboga por “sacar del limbo” todas las viviendas sin licencia

Escrito por mpierres o 25 febrero 2010

debate-lei-do-solo

Emilio Pérez Touriño no asistió al debate ni se presentó a la posterior votación.- ANXO IGLESIAS

El Pais - PABLO LÓPEZ - Santiago - 24/02/2010

Los socialistas dan un “sí condicionado” a la reforma de la Lei do Solo

Bajo el argumento de “dar respuesta a una necesidad que existe”, el Grupo Parlamentario Popular defendió ayer en el Parlamento la legalización generalizada de decenas de miles de casas construidas sin licencia contemplada en la reforma de la Lei do Solo. Su diputado Román Rodríguez rechazó calificarlo de “amnistía general”, y sostuvo que se trata de viviendas “construidas por nuestros abuelos y abuelas” sin permiso de obra. “¿Qué se hace con ellas, las dejamos en el limbo?”, se preguntó. La ley inició su trámite parlamentario con el único rechazo del BNG, cuya enmienda a la totalidad no recibió el respaldo de ningún otro grupo.

Se materializó así el apoyo matizado del PSdeG a la reforma de la ley, a pesar de las duras críticas vertidas el pasado domingo por el ex presidente Emilio Pérez Touriño, que no apareció por el pleno ni durante el debate ni para la votación. Fue la portavoz de Territorio del Grupo Socialista, Mar Barcón, la encargada de explicar el “sí condicionado” al proyecto, con la intención de mejorarlo “por la vía de las enmiendas parciales”. Entre ellas, la que pretende excluir los suelos protegidos de la amnistía para las viviendas sin licencia. “Tendemos la mano por responsabilidad, pero no es un cheque en blanco”, advirtió Barcón, que defendió la necesidad de superar “la vergüenza de no haber cerrado el debate sobre el territorio”.

“Se trata de una ley cuya necesidad no compartimos, cuya urgencia no defendemos y cuyo alcance no asumimos”, apuntó Barcón. Añadió que es un proyecto “cortoplacista” que no da respuesta a las demandas de los ayuntamientos, en contra de lo que sostiene la Consellería de Medio Ambiente, y que “añade incertidumbres, discrecionalidad e inseguridad jurídica”. Pero marcadas las diferencias, la diputada del PSdeG apostó por una colaboración que facilite el pacto por el territorio que vienen demandando los socialistas, “para alcanzar un marco normativo estable, seguro y de consenso”.

La alianza que comenzó a fraguarse ayer deja aislado al BNG, que asumió con gusto el papel de “voz crítica” del urbanismo. “Siempre estaremos a favor del consenso, pero no firmaremos ningún cheque en blanco”, advirtió la diputada nacionalista Teresa Táboas. El Bloque defendió su enmienda a la totalidad -rechazada con el voto negativo del PP y la abstención del PSdeG- por el “fuerte impacto sobre el territorio” de la ley, que provocará “todo lo contrario” de lo que recoge su exposición de motivos. Táboas censuró el “oportunismo político” de la consellería, y su apuesta por un modelo que favorece “la especulación” y “la dispersión” en el rural.

Todo lo contrario de lo expuesto por el conselleiro, Agustín Hernández. Se trata de una modificación “necesaria e inaplazable”, explicó para defender la elección del trámite de urgencia. Citó además el acuerdo con la Federación Galega de Municipios e Provincias, cuyas demandas se ven recogidas en el texto. “Es el momento de que Galicia apruebe la asignatura de la ordenación, protección y mejora del territorio”, reivindicó.

«La Lei do Solo nació con demasiadas buenas ideas, pero faltó una mente más pegada a la realidad»

Escrito por mpierres o 11 enero 2010

La Voz de Galicia -10/1/2010

El conselleiro de Medio Ambiente, que formó parte del equipo que impulsó la Lei do Solo en el último mandato de Fraga, asume las deficiencias que bloquean su aplicación y defiende la cesión de competencias a los alcaldes.

-La oposición cuestiona que reformen la Lei do Solo cuando ya han anunciado que la reemplazarán por una nueva norma en el tramo final del mandato.

-La reforma de la Lei do Solo nace de una reflexión de la Fegamp para habilitar medidas que agilicen la tramitación urbanística. Ante esa demanda, hacemos una modificación para la que nos hemos sentado con los concellos, que creen que la ley ve el territorio como un museo y no tiene en cuenta la realidad de Galicia. Y después nos sentaremos a hacer una Lei do Solo con la que el urbanismo no sea motivo de enfrentamiento entre Administraciones. Con las objeciones políticas se quiere evitar que el Gobierno se apunte el tanto de agilizar el urbanismo y resolver la parálisis actual.

-¿Dice que la ley que ustedes diseñaron en el anterior Gobierno del PP ve el territorio como un museo? ¿Y no tienen problema en asumir el error y rectificar?

-No me cuesta reconocerlo. En la vida hay que reflexionar cada día.

-Esa reforma dará más competencias a los alcaldes. La oposición teme que la Xunta baje así la guardia en su labor de inspección.

-A los concellos hay que tratarlos como Administraciones que son, desde la perspectiva de colaboración a todos los niveles. Hasta ahora primaba un trato paternalista de la Xunta hacia los concellos, y eso lleva a desconfianzas y a que no se avance.

-La Lei do Solo del 2002 es la más ambiciosa que ha tenido el país en materia de territorio. ¿Por qué fracasó?

-Creo que fue una ley que nació con demasiadas buenas ideas de demasiada gente. Faltó una mente más pegada a la realidad del terreno.

-La modificación de esa norma estará lista en abril, pero las directrices de ordenación del territorio deberán esperar hasta el 2011.

-Parece como si este Gobierno tuviera interés en no tramitarlas o en posponerlas. En absoluto. Nos encontramos con un problema de tramitación y tuvimos que proceder como indicaban los servicios jurídicos.

La Lei del Suelo permitirá edificar a partir de abril entre casas dispersas

Escrito por mpierres o 8 enero 2010

La Voz de Galicia- Serafín Lorenzo - 7/1/2010

Agora poderase edificar onde haxa un 33% de concentración

Ahora se podrá edificar donde haya un 33% de concentración

La Xunta quiere tramitar la reforma legislativa por vía de urgencia, lo que adelantaría a marzo su entrada en vigor

La nueva revisión de la ley que impulsó Xosé Cuíña, que en principio se presenta como la última antes de su anunciada sustitución por un nuevo marco normativo en el tramo final de esta legislatura, recupera con el cambio del concepto de distancia al núcleo rural por el de densidad edificatoria una regla que ya formaba parte de las reglas provinciales de 1991. El vuelco normativo oculta una mudanza de filosofía. De un articulado que imponía restricciones a la construcción para preservar las aldeas se pasa a otro que flexibiliza los requisitos con el argumento de desbloquear la edificación para favorecer el asentamiento de población y evitar que se reproduzca en los núcleos rurales el estancamiento que padecen los cascos históricos de las ciudades. Esa voluntad de que el ladrillo no sea un obstáculo para incentivar la revitalización del campo se materializa a través de una nueva tipificación que amplía a cuatro las definiciones de núcleo rural. En la práctica, se trata de cambiar la prohibición actual de construir a más de 50 metros de la aldea por condicionar la construcción de nuevas viviendas de acuerdo con la densidad edificatoria. Así, será posible construir entre casas aisladas siempre que el perímetro en el que se asientan tenga un grado de consolidación superior al 33%. La fórmula permite compactar la dispersión, al rellenar con nuevas viviendas el terreno entre el núcleo rural y casas aisladas.

El otro punto de enganche de la reforma legislativa con las reclamaciones de los alcaldes es la agilización de los procedimientos que ralentizan la tramitación de los planes urbanísticos municipales y que frenan las obras en las explotaciones agropecuarias. La Xunta vuelve a tender la mano a los regidores, al delegar en ellos las competencias para conceder licencias en suelo rústico y otorgar las licencias necesarias para ampliar naves y establos, frente a la obligación actual de que las instalaciones que afecten a más de 25 metros cuadrados recaben autorización del Ejecutivo.

Sintonía con los alcaldes

Feijoo enmarcó en su día la reforma de la Lei do Solo en su determinación de abandonar «posturas paternalistas» en la relación de la Xunta con los concellos para transitar por una senda de «colaboración leal». El anuncio de esta revisión de la ley anticipó el pacto por el urbanismo que Feijoo selló en septiembre con la Federación Galega de Municipios e Provincias, un acuerdo en el que avanzó su compromiso de consensuar con los alcaldes una nueva norma que reemplazará a la del 2002 en un ámbito, el urbanístico, en el que el Consello Económico e Social ya ha lamentado la ausencia de un régimen estable.

El proyecto de ley iniciará en febrero su tramitación parlamentaria con el rechazo expresado por el BNG, que considera que generará inseguridad jurídica, y las objeciones manifiestas del PSdeG, que teme que agilizar los trámites implique relajar el control urbanístico.

Aprobada la reforma de la Lei do Solo que regulará el rural gallego

Escrito por mpierres o 3 enero 2010

La Opinión de la Coruña - 31.12.09

La modificación, que se debatirá en el Parlamento en febrero, reduce los plazos de tramitación y delega competencias en los ayuntamientos

 El Consello de la Xunta aprobó ayer el anteproyecto de modificación de la Lei do Solo, con el que se ampliarán los tipos de núcleos rurales y las competencias de los ayuntamientos y con los que el Gobierno pretende “simplificar y facilitar” la elaboración de los planeamientos urbanísticos municipales. El texto será remitido al Parlamento en la primera semana de enero y se debatirá en pleno en febrero.

Según este nuevo texto, los núcleos rurales serán de cuatro tipos y las corporaciones locales verán incrementadas sus competencias urbanísticas y podrán otorgar licencias para ampliar naves y establos en suelo rústico. Una de las novedades que aportará esta reforma es la reducción de la tramitación autonómica en los planes de ordenación municipal. De hecho, el texto prevé rebajar un tercio -de tres a dos meses- los plazos de cada intervención de la Xunta en los procedimientos de aprobación, a excepción de la aprobación definitiva de los PGOM, que se mantendrá en tres meses. Además, la evaluación ambiental se tramitará de forma unitaria en el plan.

Agilidad

La nueva norma, que modificará 44 de los 237 artículos de la ley, buscará una “mayor cooperación” entre los diferentes departamentos para evitar duplicidades. También pretende incrementar la colaboración entre administración autonómica y local delegando competencias en los municipios. Así, los Ayuntamientos podrán dar luz verde -sin necesidad de autorización autonómica previa- a todas aquellas obras directamente “vinculadas” con una explotación de recursos naturales, como naves o establos. La reforma también supondrá una “mayor agilidad” en la otorgación de licencias en suelo rústico para obras mayores -las que requieren proyecto técnico completo- ya que se reducirá un 60% el tiempo máximo de concesión de licencia. En las obras menores, el plazo se reducirá un 80%.

La futura ley establecerá que serán los propios planes de los municipios los que establezcan el régimen urbanístico de los núcleos rurales. Así, fija cuatro tipos de núcleos rurales. En primer lugar, figura el núcleo rural histórico tradicional, además del núcleo rural consolidado, limitado por el grado de consolidación de la edificación que será igual o superior al 50% de la superficie. Como novedad, incorpora el núcleo rural no consolidado -en el que el grado de consolidación de la edificación se situará entre un 33 y un 50%- así como el núcleo rural complejo, caracterizado por la concurrencia y compatibilidad de características propias del núcleo tradicional y de cualquiera de los otros dos establecidos.

Según la Xunta, esta reforma permitirá regular los 30.000 núcleos de población del rural gallego y, en especial, los más de 10.200 núcleos que tienen, al menos, diez edificaciones. El Gobierno gallego justificó el “apremio” en la reforma de esta dado el “bloqueo” urbanístico actual, pues casi el 80% de los municipios tienen su plan en alguna fase de tramitación, algunos de ellos “desde hace 30 años”.

El decreto del gallego y la Lei do Solo llegan al último Consello del año

Escrito por mpierres o 3 enero 2010

reunion-conselloEl Correo Gallego - 30.12.09

Uno de los temas más delicados sobre la mesa de Alberto Núñez Feijóo llegóhoy a la última sesión del Consello de la Xunta del año. La reunión del presidente con su equipo abordó el borrador del nuevo decreto del gallego en la enseñanza y la propuesta de reforma de la Lei do Solo. Fue, por primera vez desde que Feijóo llegó a la Xunta, en una sesión de tarde, a partir de las 17 horas, y también por primera vez en San Caetano.

Hasta ahora, el presidente y sus conselleiros se habían reunido en las dependencias del pazo de Raxoi, en la plaza del Obradoiro, donde hoy mismo, también desde las cinco de la tarde, la plataforma Queremos Galego ha convocado una concentración para manifestar su rechazo al que dan por seguro que será un paso atrás sin precedentes en la normalización y defensa de la lengua de Galicia.

Feijóo acabó además el año estrenando la polémica sala de Consello de San Caetano, que le costó al Bipartito duras críticas en plena campaña electoral por la factura millonaria que acompañó a su reforma. Pérez Touriño no llegó nunca a usarla y hasta hoy tampoco lo hizo Feijóo, que encargó adaptaciones técnicas.

Hasta ahora, el mutismo de la Xunta en torno a la reforma del gallego ha sido casi total. El secretario xeral de Política Lingüística se ha limitado a decir que será flexible y el presidente, que se ajustará al programa electoral del PPdeG, que establece que al final de la legislatura la mitad de los centros impartan una enseñanza trilingüe, con un tercio de las materias en español, otro en gallego y otro en inglés. Este último, sin embargo, plantea dificultades, ya que no hay suficiente profesorado formado para impartir materias no lingüísticas en un idioma extranjero. Por eso, se da por hecho que parte de la flexibilidad a la que se apela podría darse en ese punto.

Otro se referiría a que el alumnado de Educación Infantil aprenderá a leer y escribir en la lengua que elijan la mayoría de los padres de cada aula.

Feijóo prometió en la campaña electoral un nuevo decreto del gallego en la enseñanza que sustituya al actual, que solo tiene dos años, y que estableció que al menos el 50% de la docencia se imparta en gallego. El porcentaje se recoge en el Plan de Normalización Lingüística aprobado en el Parlamento durante la etapa de Manuel Fraga como presidente, pero el nuevo PPdeG ve en él una imposición del gallego.

Pese a este punto de partida, los gestos de Feijóo siguen sin convencer a Galicia Bilingüe. Tras ‘coqueteos’ en plena campaña, el colectivo que preside Gloria Lago augura que el nuevo decreto “será un placebo” y teme que Feijóo se distancie de “la literalidad” de sus promesas electorales. Pero el mayor descontento se da entre los colectivos de defensa del gallego. Además de la concentración de hoy, Queremos Galego llama a una huelga en la educación el 21 de enero.

That lineage can be seen in the Rolex Oyster fake watches Perpetual's straightforward and practical design. Legibility is cheap ralph lauren shirts strong and the dial design offers nothing more than is necessary to display the time.